¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El vídeo de Alonso haciendo historia en Le Mans con el Alpine de F1

    El vídeo de Alonso haciendo historia en Le Mans con el Alpine de F1
    No te pierdas el vídeo de la vuelta de Fernando Alonso a La Sarthe con el Alpine de F1.
    David Plaza
    David Plaza3 min. lectura

    Este pasado sábado, en los minutos previos al inicio de la 89ª edición de las 24 Horas de Le Mans, Fernando Alonso saltó al circuito de La Sarthe subido a un Alpine de Fórmula 1 para realizar una exhibición, protagonizando así un momento histórico.

    Ya lo comentamos el día del anuncio de Alpine de que iba a producirse una exhibición este sábado antes de la salida de las 24 Horas de Le Mans: nunca antes un Fórmula 1 había pisado el circuito de La Sarthe, si exceptuamos el Gran Premio de Francia de 1967 disputado en el trazado de Bugatti y que ganó Jack Brabham.

    Y, como estaba previsto, Fernando Alonso hizo posible que un Fórmula 1 de la era moderna rodase en el mítico trazado de La Sarthe, el de más de 13 kilómetros que sirve de escenario para las 24 Horas.

    El piloto español, que ganó la prueba en dos ocasiones en 2018 y 2019, formó parte de la exhibición que Alpine organizó en la mítica prueba y en la que también compite por la victoria con uno de sus LMP1 oficiales.

    De este modo, la afición pudo ver rodar un Fórmula 1 por primera vez por tramos tan míticos como Tertre Rouge, la recta de Les Hunaudieres, Mulsanne, Arnage o las curvas Porsche. El bicampeón del mundo de la categoría reina -y también del WEC en 2019- estuvo acompañado por otros ilustres a los mandos de diferentes vehículos de la marca; Manu Guidou, el CEO de Alpine Laurent Rossi, Esteban Ocon y Pierre Thiriet.

    La mítica vuelta de Fernando Alonso en Le Mans con un F1 al completo.

    Aunque Fernando Alonso intentó rodar a alto ritmo todo lo posible, el plan no era establecer un tiempo por vuelta, por lo que la parte final de la vuelta consistió en un desfile representativo del potencial técnico de Alpine. A pesar de eso, el español aprovechó los dos primeros tercios de la vuelta para dar rienda suelta a la capacidad de un monoplaza de Fórmula 1 en las míticas curvas y rectas de La Sarthe. Un momento histórico e inolvidable.