Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

GP Italia[Vídeo] GP F1 Italia 1967: Jim Clark, una exhibición sin recompensa

No hay duda de que Jim Clark es una de las mayores figuras de la historia del automovilismo: dos veces Campeón del Mundo de F1, 25 triunfos, 33 poles, 28 vueltas rápidas, ganador en Indianápolis… Pero una de sus mejores actuaciones, Monza 1967, se quedó sin recompensa.

Jim Clark, a toda velocidad en el Lotus 49-Ford. Foto: Wikimedia Commons.

El 10 de septiembre de 1967, el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 llegó a Monza para la disputa del Gran Premio de Italia, antepenúltima prueba de la temporada. Denny Hulme (Brabham-Repco) lideraba la clasificación, con nueve puntos de ventaja sobre su principal rival, su compañero y jefe Jack Brabham. Jim Clark (Lotus-Ford) era tercero, a unos casi insalvables 24 puntos. Los tres habían logrado dos victorias, pero la mayor regularidad del neozelandés le había situado en una inmejorable situación para alzarse con el título que finalmente conseguiría.

Clark logró la pole (a la postre, la penúltima de su carrera) con tres décimas de ventaja sobre Brabham a la media de casi 240 km/h en aquel Monza todavía sin chicanes. No fue buena su salida y descendió a la cuarta posición, pero en la cuarta vuelta ya había recuperado la cabeza, que mantuvo hasta la vuelta 12. Pero entonces sufrió un pinchazo y el tiempo perdido le relegó a la penúltima plaza, con casi una vuelta perdida.

Parecía el final de sus esperanzas, pero Clark se lanzó a una furiosa remontada, durante la que registró la vuelta rápida, con idéntico tiempo al que le había valido la pole, que a nueve vueltas del final le llevó a contactar con el trío de cabeza, compuesto por su compañero Graham Hill, Brabham y John Surtees, que estrenaba el Honda RA300. Hill abandonó por rotura de motor y, sin más dilación, el escocés retomó el liderato y volvió a escaparse.

Pero el destino le tenía reservada una jugarreta: en la última vuelta, un fallo en la bomba de gasolina le dejó indefenso ante Brabham y Surtees. Fue este último quien cruzó primero la meta aprovechando un fallo de “Black Jack” en el último paso por la Parabólica. Clark llegó tercero, con lo que decía prácticamente adiós a sus opciones de lograr un tercer título. Sus victorias postreras en Estados Unidos y México ni siquiera le sirvieron para mejorar el tercer puesto con el que había llegado a Monza.

Aquel fue el último triunfo en la Fórmula 1 del recientemente fallecido John Surtees y el segundo de Honda, que no repetiría éxito hasta casi 40 años después, cuando Jenson Button ganó en el Gran Premio de Hungría de 2006.

Fotos: Wikimedia Commons

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto