¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

GP México[Vídeo] 1986: Berger y Benetton dan la sorpresa en el regreso de la F1 a México

El Mundial de Fórmula 1 regresó a México en 1986 tras 16 años de ausencia. En el circuito Hermanos Rodríguez, Gerhard Berger consiguió una inesperada victoria, la primera para el austriaco y la escudería Benetton, y la última para el motor BMW turbo.

Gerhard Berger en el GP de México de 1986. Foto: Creative Commons

El circuito Hermanos Rodríguez, sede este próximo fin de semana del Gran Premio de México, albergaba la penúltima cita del Campeonato del Mundo de 1986. Habían pasado 16 años desde la última visita de la Fórmula 1 al país centroamericano. Cuatro pilotos llegaban con opciones de alzarse con el título: Nigel Mansell y Nelson Piquet (Williams-Honda), Alain Prost (McLaren-TAG) y Ayrton Senna (Lotus-Renault). Mansell, de hecho, contaba con opciones de proclamarse campeón ese fin de semana, pero a la hora de la verdad los cuatro favoritos sucumbieron ante un inesperado invitado: Gerhard Berger.

La escudería Benetton disputaba su primera temporada (la firma textil italiana había adquirido Toleman un año atrás). Disponía del motor BMW turbo (según cifras no contrastadas, alcanzaba los 1400 caballos en versión de clasificación), pero la fiabilidad del conjunto distaba de ser la ideal. El tercer puesto de Berger en Imola era hasta ese momento su mejor resultado. En México, Gerhard se clasificó cuarto, por detrás de Senna, Piquet y Mansell, mientras el cuarto en discordia por el título, Prost, era sexto.

La carrera se disputó bajo un calor abrasador que resultó fatal para los equipos que montaban neumáticos Goodyear y, por ende, para todos los candidatos al título. Por contra, los Pirelli que usaban el Benetton aguantaron toda la distancia sin necesidad de recambio y Berger se alzó con una sorprendente victoria, la primera tanto para él como para su escudería… y la última del motor BMW, que tres años antes había sido el primer propulsor turbo en ganar un título mundial.

Tras pasar por Ferrari (en dos etapas, 1987-1989 y 1993-1995) y McLaren (1990-1992), Berger regreso a Benetton en la era post-Schumacher y, en un caso de curiosa simetría, se impuso en el Gran Premio de Alemania de 1997: el último triunfo tanto suyo como de la escudería.

Fotos: Creative Commons

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto