Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

[Vídeo] Resumen del GP de Brasil de F1 2018

La penúltima cita de la temporada estuvo marcada de nuevo por la batalla de los tres grandes equipos por la victoria.

Un inesperado incidente entre Ocon que trataba de desdoblarse y el por entonces líder Verstappen, marcó el desenlace de la carrera en favor de Lewis Hamilton.

El domingo de carreras en el Jose Carlos Pace nos dejó una intensa lucha entre los grandes rivales -Mercedes y Ferrari-, que se jugaban el título de constructores, y el invitado especial que lleva toda la temporada asomándose en ocasiones pero que ahora parece que tiene lo necesario para quedarse hasta el final de la presente temporada. Visto lo visto en la carrera, Red Bull fue el equipo más desafortunado teniendo en cuenta la penalización de parrilla de Ricciardo y 'el incidente' de Verstappen. El australiano fue de abajo a arriba en la tabla, siempre con tráfico, luchando a cada momento. Carrera divertida y necesaria sin duda para alguien que ha corrido peor suerte que incluso el equipo McLaren, pero sabedor del rendimiento del RB14 aquí en Interlagos y tras quedarse a medio segundo del podio que cerró Raikkonen, el '3' de los de la bebida energética no gozó de la mayor de las fortunas en un día en el que en otras circunstancias un '1-2' habría sido más que posible.

¡Qué decir de Max Verstappen! Piloto del día para los aficionados, tras un nuevo recital de adelantamientos, por el interior, por el exterior, Hamilton, Vettel o sus compañeros... fuera rojo o plateado, ahora bien, menos el rosa. Como decíamos, hoy no fue el día de Red Bull, y es que hasta lo más inusual llegó a suceder en Brasil. Corría la vuelta 44, cuando el neerlandés, luego de adelantar a Raikkonen, Vettel y Bottas, haber hecho su parada y arrancarle las pegatinas al recién proclamado campeón, lideraba la prueba con una ventaja cómoda y estable. Ya en la vuelta anterior Max vislumbraba una mancha rosa en sus retrovisores acechando. Era Esteban Ocon, recién parado, con superblandos nuevos, siendo más rápido que el propio líder. Como alegó el francés más tarde, al no existir ninguna norma que prohíba desdoblarse, no debería pasar nada por adelantar y proseguir con tu carrera particular. La cuestión es que algo pasó y fue muy grave, un error abismal, de aquellos en los que hay que frotarse los ojos para comprobar si realmente ha sucedido. Eses de Senna, el Force India por el exterior, como si fuera una batalla real, sin ceder un milímetro... y sin tener en cuenta que Max no se podía hacer invisible. Aunque sobre esto también hay mucho que decir, como el propio Lewis Hamilton que le dijo al afectado que él tenía mucho más que perder y que podría haber evitado la colisión.

Hasta aquí todos sabemos lo que sucedió, algo que podría haber quedado en una anécdota amarga sin más, pero que llegó a algo muchísimo más serio: la violencia. El holandés, comprensiblemente enfurecido por haber perdido la victoria por causas ajenas, perdió los estribos y al bajarse de su monoplaza fue a buscar a la causa de sus problemas para empujarla y amedrentarla, cayendo muy bajo, perdiendo el respeto y dando un ejemplo totalmente opuesto a lo que simboliza la Fórmula 1. ¿La sanción? Un tanto extraña, pero como siempre analizamos todo esto y mucho más en nuestro resumen en formato vídeo.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto