Mercedes Pagoda vs SL 500

Comparamos el Mercedes Pagoda 280 SL de 1968 con la evolución tecnológica que ofrece el Mercedes SL 500 que se comercializa en la actualidad. Por supuesto, poco tienen que ver a día de hoy y más allá de una calandra de diseño parecido, las líneas clásicas del Pagoda han desaparecido en el moderno SL a favor de la aerodinámica, el lujo y las altas prestaciones.

El apodo de Pagoda está inspirado en los templos orientales, curiosamente. El diseñador fue Paul Bracq, también conocido por dar vida a otros coches emblemáticos como el BMW M1. Ya sea en el SL clásico como en el moderno, por encima de todo, prima la comodidad de sus ocupantes.

El moderno SL es todo un GT de lujo con tecnología de vanguardia. Hay que desembolsar una gran suma de dinero por él, pero a cambio uno recibe todo lo que puede desear en un coche que es punta de lanza a día de hoy en Mercedes. Su aplomo, calidad de rodadura y todo el confort del mundo para dos ocupantes, le hacen ser una gran apuesta como roadster biplaza de lujo.

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto