¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El Alfa Romeo 6C de competición de Mussolini va a ser restaurado

    5
    El Alfa Romeo de competición de MussoliniAshley Border

    Este raro Alfa Romeo 6C 1750 de competición fue comprado nuevo por el mismísimo Benito Mussolini en 1930, quien lo empleó en diversas pruebas deportivas en Italia. Tras pasar por varias manos este ejemplar terminó en África, donde se le perdió la pista durante décadas. Ahora está a punto de ser restaurado por el especialista Thornley Kelham en Gran Bretaña.

    Una de las facetas menos conocidas del dictador Benito Mussolini era su pasión por las competiciones automovilísticas. Este desvencijado Alfa Romeo 6C 1750 carrozado por Stabilimenti Farina (nombre original de Pininfarina) es buena prueba de ello, ya que Mussolini lo adquirió nuevo en la factoría italiana en 1930, con el único propósito de participar en eventos deportivos en Italia.

    Este ejemplar no estuvo mucho tiempo con Mussolini, que lo vendió a los pocos años de haberlo adquirido y tras haber participado en numerosas carreras con él. Desde ese momento y en poco tiempo pasó por varias manos en Italia, hasta que fue adquirido por un tal Renato Tigillo en 1937, quién se lo llevó a la antigua colonia italiana de Eritrea, en África oriental. Allí también fue empleado como vehículo de competición, aunque nada se sabe del vehículo ni de los distintos propietarios que tuvo hasta que terminó reapareciendo hace unos pocos años.

    Benito Mussolini a los manos del Alfa #6C312898.

    Actualmente se encuentra en manos de Thornley Kelham, un reputadísimo especialista británico que acaba de anunciar que va a restaurarlo a su condición original, tal y como estaba cuando Mussolini competía con él. Un trabajo que se nos antoja titánico, dada la enorme cantidad de elementos que ha perdido el modelo durante estos años. Si comparamos la foto de época superior, en la que aparece el Alfa Romeo con Mussolini al volante, con las imágenes actuales del deportivo, no parecen siquiera pertenecer al mismo modelo. Pues actualmente carece de la mayoría de sus elementos exteriores.

    Accesorios tan simples y básicos como el parabrisas, las ópticas o los paragolpes han desaparecido, aunque las ruedas tampoco son las originales - es evidente que son nuevas - y el interior también ha sido destripado por completo. Al parecer, la mayoría de estos elementos fueron eliminados para aligerar el vehículo, aunque no nos extrañaría que este hubiese sido víctima de algún accidente décadas atrás.

    El Alfa Romeo 6C 1750 fue producido entre 1929 y 1933, contaba con un motor de 6 cilindros en línea de 1.75 litros que estaba disponible en variantes atmosférica y sobrealimentada (versión Compressore), aunque siempre equipado con una transmisión manual de 4 velocidades. En 1929 ganó las carreras más importantes de la época con diversos pilotos, como los Grandes Premios de Bélgica y España, las 24 Horas de Spa, el Ulster Tourist Trophy o la Mille Miglia (en dos ocasiones).

    El Alfa Romeo 6C de competición de Mussolini va a ser restaurado