¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Indy 500McLaren confirma que Alonso lucirá el 66, en homenaje al triunfo de 1972

El equipo británico confirma la filtración de hace tres días respecto al número que el piloto español lucirá en las 500 millas de Indianápolis.

Con ese número, Mark Donohue logró la primera victoria para un chasis McLaren en la Indy 500.

ACTUALIZACIÓN: McLaren ha confirmado este martes que su monoplaza en las 500 millas de Indianápolis lucirá el número 66, tres días después de la filtración que "arruinó" la sorpresa. La distribución de colores apunta a que, al menos en el frontal, la distribución de colores podría ser similar a la de su Fórmula 1, aunque éste aspecto no pasa de la mera especulación.

NOTICIA ORIGINAL: La participación de McLaren y de Fernando Alonso en las 500 millas de Indianápolis es un hecho conocido ampliamente por toda la comunidad del automovilismo, pero aún hay detalles importantes de su participación que no han sido comunicados o confirmados. Uno de ellos, si bien de importancia más trivial, concierne al número que el piloto asturiano lucirá en la gran cita del próximo 26 de mayo.

Al igual que hace dos años, su habitual número 14 está fuera de su alcance, toda vez que pertenece al equipo del legendario A. J. Foyt de forma ininterrumpida desde hace ya 47 años. Al competir con Andretti Autosport en la Indy 500 en 2017, el equipo le asignó el siguiente número que tenían disponible, el 29, el cual no guardaba ninguna vinculación con la decoración papaya que honraba el triunfo de Johnny Rutherford en 1974 con la marca británica. Pero éste año, tratándose de una participación por cuenta semi-propia (asociación con Carlin mediante) de McLaren, no será el caso.

Aunque el equipo no lo ha comunicado públicamente, la tienda de productos oficiales del Indianapolis Motor Speedway ha empezado a vender merchandising del segundo intento de Alonso, en el que figura claramente el número 66 con la misma composición geométrica que en los coches de Fórmula 1. En concreto, un llavero de 5 euros y una señal de garaje de poco más de 13 euros han 'soltado la liebre' de forma anticipada, y ninguno de esos productos ha sido oculto de la vista de los compradores pese a su descubrimiento. En dichos productos se puede apreciar una clara presencia, junto al naranja papaya, del color azul que ya ha aparecido de forma destacada en el MCL34 este año.

Penske, el origen real detrás del número 66

Su presencia en el IndyCar de Alonso tiene su raíz en un chasis McLaren, pero no en uno del propio equipo británico, si no de Penske, su más ilustre cliente en los años en los que el equipo de Teddy Mayer competía también en el campeonato americano. La historia del 66 surge del 6, el número predilecto del dueño Roger Penske. En lo que suponía un primer intento para piloto y equipo en la Indy 500 en 1969, y al tener el equipo de Foyt por entonces el 6, Penske optó por que su piloto Mark Donohue compitiese con el 66, en un coche completamente azul, salvo por las letras del patrocinador, en color naranja.

El número adquirió su propia leyenda ya que los vinilos fueron cambiados numerosas veces, y durante gran parte del mes, la inclinación y posición de los números en el lado izquierdo no coincidía con los del derecho o del frontal. La adopción de los chasis McLaren por Penske dos años después contribuyó a que en 1972, con la aparición de los alerones, el naranja se extendiera por ellos. Una buena señal, ya que Donohue terminó ganando la prueba, la primera vez que un McLaren ganaba la histórica carrera. Aquella fue, además, la cuarta de las 203 victorias de Penske en IndyCar (USAC por entonces), y el primero de los 17 Baby Borgs que 'The Captain' acumula en sus vitrinas.

Donohue usó el número hasta su última carrera en USAC, las 500 millas de California de 1973, y en sus dos temporadas posteriores en Fórmula 1 con Penske hasta su muerte en 1975, sin que ningún otro piloto del equipo volviese a emplear el número, con la excepción de Gil de Ferran, quién será uno de los principales responsables de McLaren Racing éste año, y que corrió con él en 2001 en las dos carreras en las que el equipo hizo su primera incursión en la Indy Racing League. Entre medias, lo emplearían pilotos de otros equipos, con muy poca fortuna: Roger Rager (1979-81), Pete Halsmer (1982-83), Ed Pimm (1986), Dominic Dobson (Indy 500 en 1991 y 93) y Scott Harrington en 1999.

Con ese mismo número, y en el mismo 2001 en el que Penske lo rescató, compitió Alex Zanardi en su fatídico regreso a la CART, plagado de malos resultados hasta que, el día en el que las cosas empezaban a ir de cara, perdió las dos piernas en un violento accidente en Lausitzring, siendo reemplazado por un Casey Mears que acabaría marchándose a la NASCAR. Tras un breve uso por parte de Jay Howard en 2010, su último uso se dio el año pasado en la Indy 500 por parte de J. R. Hildebrand, un auténtico estudioso de la historia de las carreras y prodigio matemático que, al igual que McLaren este año, quiso rendir homenaje al coche de Donohue. ¿Los colores de su coche? Azul y naranja.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto