¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Davidson: "El LMP2 es más tosco, un coche sin procesar"

    Anthony Davidson debuta en las 6 Horas de Silverstone en el Oreca de DragonSpeed, junto a Pastor Maldonado y Roberto González.

    El británico, piloto oficial de Toyota por más de 6 temporadas, explica las diferencias entre un LMP1 híbrido y un LMP2 de nueva generación.

    Anthony Davidson está viviendo un fin de semana muy especial en las 6 Horas de Silverstone. Además de ser su carrera de casa, el piloto británico ha arrancado una nueva etapa. Tras seis temporadas completas como piloto oficial de Toyota Gazoo Racing en el WEC y de cumplir con sus compromisos con la marca hasta la disputa de las pasadas 24 Horas de Le Mans, Davidson ha emprendido la aventura de competir en LMP2. En su primer fin de semana junto al equipo DragonSpeed, en el Oreca #31 que comparte con Pastor Maldonado y Roberto González, todo está siendo realmente nuevo para él.

    Todavía como piloto reserva de Toyota, pocos pilotos pueden explicar de mejor forma la gran diferencia que existe entre un LMP1 híbrido de fábrica y un LMP2, este último un prototipo que para Davidson es mucho más complejo de conducir de lo que esperaba. Ya en su primera experiencia en los libres del viernes, Davidson pudo comprobar la enorme exigencia que tiene un piloto en un LMP2: "Es más difícil de lo pensé que iba a ser. Es más nervioso, mucho más nervioso de lo que pensaba. Es todo un desafío. Tengo que esforzarme mucho para controlar el coche".

    En esta línea, Anthony Davidson explica la gran diferencia que existe con el Toyota TS050: "Al final, no es un Toyota. En la clase LMP1 híbrida, todo está completamente controlado. Como piloto, tu sólo preguntas y obtienes respuesta. Todo se puede modificar a la perfección para facilitar la vida a los pilotos. Sin embargo, en LMP2 el equilibrio entre potencia y agarre es todo un compromiso. El LMP2 es más tosco, un coche sin procesar. Este prototipo es más sensible a las imperfecciones del circuito como son los pianos o los baches, además de ser más sensible a la dirección del viento o cuando tienes un bloqueo de neumáticos".

    En pleno proceso de adaptación, Anthony Davidson ha encontrado los doblajes ligeramente más sencillos de lo esperado: "Todavía alcanzas a los GTE de la misma forma, así que por ese lado está bien. De vez en cuando te sorprende un LMP1, pero no te alcanzan en las esquinas, siempre te superan en las rectas. Es mejor de lo que pensé que sería, la verdad. El prototipo híbrido dispone de una mega aceleración y eso es algo a lo que me cuesta adaptarme. Ahora no tengo tracción a las cuatro ruedas y ese increíble agarre con el que podías pisar el acelerador como un interruptor. Ahora tengo que pensar que hago con mi pie derecho".

    Fotos: FIA WEC / Toyota Gazoo Racing

    Fuente: Autosport

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto