¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Cambio de mentalidad: Audi ve al coche eléctrico tan rentable como el de gasolina

    Audi ve al coche eléctrico tan rentable como al de combustión interna

    El cambio de opinión de Audi es un hecho. El histórico fabricante europeo de automóviles ya ve al coche eléctrico tan rentable como al tradicional vehículo con motor de combustión interna. Markus Duesmann, CEO de Audi, ha realizado unas importantes declaraciones al respecto.

    Markus Duesmann, CEO de Audi, ha realizado unas declaraciones que ponen de manifiesto que los fabricantes tradicionales se han puesto manos a la obra. Las compañías más históricas de la industria automotriz europea han comenzado a hacer los deberes y afrontan la movilidad de cero emisiones de manera integral. Los resultados económicos no envidian a los del motor de combustión interna.

    Para el máximo dirigente de la firma de los cuatro aros, el coche eléctrico puede ser tan rentable como un automóvil con motor de combustión interna (ICE por sus siglas en inglés) en un plazo de dos a tres años vista. Estas declaraciones realizadas por Duesmann coinciden con el anuncio realizado por la compañía para acelerar el proceso de electrificación de toda su gama.

    Audi Q4 Sportback e-tron
    Audi Q4 Sportback e-tron, uno de los nuevos coches eléctricos de Audi que han llegado al mercado

    Un cambio de mentalidad que se extiende por la industria automotriz

    El cambio de mentalidad comienza a extenderse entre los principales directivos de la industria a medida que se descubre el potencial de la movilidad eléctrica pura. En el caso de Duesmann, se considera que el beneficio del coche eléctrico puede llegar a ser un 11% más elevado que los actuales automóviles con motor de combustión interna.

    Con el objetivo de vender tres millones de automóviles en 2030, descubrir que si estos son eléctricos puede maximizar el beneficio empresarial, supone un toque de atención que impulsa la motivación de la clase directiva de las marcas de coches en el Viejo Continente.

    Los primeros pasos iniciados con la gama eléctrica de Audi pueden poner en duda la rentabilidad del coche eléctrico, pero a medida que se consolidan las plataformas y la economía de escala comienza a desarrollarse. Los números cuadran y el potencial de la nueva movilidad se notará en las cuentas de resultados de manera favorable.

    Los cientos de miles de trabajos asociados a la industria del coche eléctrico

    La industria tras el coche eléctrico está valorada en 36.000 millones de euros y trae consigo hasta medio millón de puestos de trabajo en España. Mientras, la Comisión Europea anuncia que solo la industria asociada a las baterías de coches eléctricos genera una nueva fuerza laboral de 800.000 empleos.

    Tesla ha demostrado que el coche eléctrico puede generar márgenes brutos muy importantes. Lamentablemente, dicha ventaja competitiva no se traduce en beneficios en el caso de la firma norteamericana, puesto que está llevando a cabo un proceso de expansión en el que los ingresos son reinvertidos para impulsar el rápido crecimiento de la compañía. Sin embargo, para empresas como Audi, que han consolidado su crecimiento e infraestructuras, el coche eléctrico puede ser una oportunidad nunca vista antes en el sector del automóvil.