¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Un solo Bentley Flying Spur W12, a revisión en Estados Unidos por un fallo de calidad

    Solo una unidad del lujoso Bentley Flying Spur W12 ha tenido que ser retirada por un fallo de calidadBentley

    Para muchos podría ser buscar una aguja en un pajar, pero realmente no le será tan difícil a la firma británica encontrar lo que está buscando. Y es que tan exclusiva firma sabe perfectamente quién es el propietario de una unidad en concreto. Bentley llama a revisión una unidad en concreto vendida en Estados Unidos del Flying Spur, un hecho inédito.

    Las llamadas a revisión de las marcas son una medida para solventar errores o fallos de producción en todo el conjunto del vehículo. Los avisos se comunican a la Unión Europea, y ésta a los países donde se han vendido los modelos. Son los fabricantes los que se ponen en contacto con los clientes, pero también el Ministerio de Interior, cuando se trata de una medida que afecta a nuestra seguridad y a los que circulan a nuestro alrededor.

    No todas nos deben asustar, pero sí deben de realizarse porque, hoy, con los libros de mantenimiento digital se sabe si un vehículo ha acometido la revisión anunciada o no. Sin embargo, es curioso que una marca busque solamente una unidad en particular, pero está claro que ocurre. La afortunada ha sido Bentley, que anunció una llamada a revisión en Estados Unidos para un Flying Spur en concreto.

    El informe de la NHTSA de Estados Unidos muestra el fallo en el Bentley Flying Spur

    Una unidad vendida del lujoso Bentley Flying Spur W12. El propietario fue requerido para retirar la lujosa berlina y proceder a un cambio del depósito de combustible. lógicamente sin coste para el propietario sorprendido por las circunstancias. Y es que la marca británica ha explicado que se había detectado un fallo en el proceso de producción del tanque de combustible, apuntando a un posible error en la soldadura plástica del depósito, que no se habría ajustado a los estándares de calidad del fabricante.

    En condicional, sin confirmar el fallo hasta que los expertos de la marca de lujo no analicen la pieza en cuestión, pero que por precaución se procede al aviso. De hecho, la llamada a revisión apuntaba al posible riesgo de incendio si el estado de la soldadura plástica no es el correcto, perceptible por un olor a gasolina en el interior del la lujosa berlina, que el propietario dice no haber percibido nunca.

    Sobre estas líneas puedes ver la comunicación oficial publicada en los boletines de la NHTSA, en las que se explica el fallo, un informe en el que también se incluyen las comunicaciones al propietario y al concesionario, los medios por las que se han transmitido con fechas, y señalando también quién es el fabricante del componente.

    Fuente: Business Insider