Bipi, una fórmula de alquiler de coches a domicilio con máxima flexibilidad

Si las empresas de alquiler convencionales no se adaptan a nosotros por horarios, precios o comodidad, existe una alternativa que se adapta al cliente y no al revés. Bipi lleva los coches a domicilio y luego se los llevan, sin oficinas ni papeleos.

Promocionalmente, se puede probar Bipi con un Ford Fiesta durante 24 horas sin ningún coste

En una sociedad que demanda las cosas a la de "ya" y que prefiere cada vez más experimentar las cosas que tener posesiones, el concepto de la empresa Bipi puede ser bastante atractivo. En pocas palabras, es una empresa de alquiler de coches a domicilio, o estirar la flexibilidad de un renting al extremo.

No todo el mundo necesita coche, al menos que sea suyo, especialmente en grandes ciudades donde el transporte público funciona razonablemente bien, tener un coche en propiedad es un engorro, hay distancias asequibles andando y servicios de movilidad donde poder elegir.

Ahora bien, cuando se necesita un coche, entran en juego las empresas de alquiler. A la modalidad tradicional (tipo Avis, Hertz, Europcar...) basada en agencias le siguió el modelo de alquiler por minutos (tipo Car2go, emov, Zity...), para quien tiene unas necesidades muy puntuales de usar un coche, aunque sigue existiendo la modalidad de uso por días enteros para quien lo necesite.

Las aplicaciones móviles resuelven problemas rápidamente con los mínimos trámites, también alquilar coches uno o varios días al mes, con precios muy competitivos

Bipi viene a ser una solución mixta entre tener un vehículo en propiedad -con todo al día y nuevecito- y una empresa de alquiler convencional, en la que el proceso se simplifica para mayor comodidad del usuario. Esto cobra un valor más alto cada día, especialmente en los segmentos de población con edades de 20 a 40 años.

El Confidencial ha definido a Bipi como el "Netflix de los coches", en el sentido de que se puede elegir un coche al día, o tener un plan mensual en el que se pueden disfrutar coches durante un número de días determinado, como una tarifa plana. Los precios hay que confrontarlos con el coste real que implica tener un coche.

Los precios son competitivos con las ofertas de alquiladoras convencionales que difícilmente se encuentran justo cuando el coche hace falta

Propongo el ejemplo de un coche de segmento medio, comprado de ocasión, con un consumo bajísimo y que no ha dado ningún problema de importancia, tras casi 7 años en mis manos, me ha salido a más de 37.000 euros en 140.000 kilómetros sumándolo todo, más de 5.000 euros al año. Pudiendo usar coche 10 días al mes, Bipi cuesta 199 euros, aunque en un segmento inferior. Cogiendo la calculadora, la idea va pareciendo mejor. La disponibilidad 100% sale cara.

Los precios de acceso al servicio son muy razonables, y las condiciones de uso también. Realmente se puede ahorrar frente a un coche en propiedad haciendo bien las cuentas

En una empresa de alquiler convencional hay que realizar algunos trámites y dirigirse a las agencias para recogida y devolución, si bien algunas empresas ofrecen la entrega o devolución a domicilio con un sobrecoste. Bipi entrega el coche en un punto convenido y luego lo recoge un conductor, sin agencias y sin papeleos.

No cobran por conductor adicional ni recogida/entrega en aeropuertos

Sin embargo, en algunos aspectos Bipi no es tan diferente, ya que el depósito se recibe y entrega lleno, hay seguro todo riesgo con franquicia, hay que dejar un depósito que se devuelve tras el alquiler, que por debajo de 21 años sigue sin ser una opción o que no se pueden hacer ciertos cambios en el vehículo como colocar baca o retirar asientos en las furgonetas.

La parte buena del asunto es que, con un coste totalmente previsible, se puede tener un coche nuevo, sin abollones y sin preocupaciones, y cuando se devuelve ya no cuesta ni un céntimo más (siempre y cuando vuelva de una pieza, claro). De momento solo funciona en Madrid, Barcelona, y Valencia, pero irán ampliando su ámbito de actuación.

Incluso la tarifa plana de 399 euros al mes es razonable si metemos en la ecuación todos los costes parásitos que implica tener un coche en propiedad, porque el combustible viene a ser lo de menos: seguro, impuestos, mantenimiento, tenerlo limpio, plaza de aparcamiento...

Obviamente hablamos de precios "desde" y no es lo mismo poder alquilar un coche del segmento B que un Tesla o un BMW eléctrico, los precios van subiendo, pero es que en esos segmentos es lo que hay. Al final, cada uno ha de hacer sus propias matemáticas y ver qué fórmula le conviene más.

Salvo que hablemos de un coche de capricho, menos de 10.000 km al año suelen ser antieconómicos para un coche nuevo o seminuevo

Bipi funciona tanto como en plataforma web como en aplicaciones móviles. Algunos precios no se pueden obtener sin tener la aplicación instalada o no haberse registrado, pero al menos las condiciones de uso parecen bastante claras. Hasta prometen precios finales, sin ninguna sorpresa ni costes ocultos. Otros podrían tomar nota...

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×