Blablacar contra Confebús, comienza la batalla judicial

La red social de viajes en coche compartido por excelencia ha superado su primer día en el juicio tras la demanda de Confebús. La Comunidad de Madrid ha abierto un expediente informativo a Blablacar para verificar si hay ánimo de lucro en algunos conductores.

Ayer empezó el juicio contra Blablacar en los tribunales, tras las quejas de Confebús (Confederación del Transporte en Autobús) por presunta competencia desleal. Es el primer caso de problemas legales para la plataforma en todo el continente europeo, lo cual es bastante significativo.

El juez desestimó el 1 de febrero la petición de cierre cautelar de Blablacar, pero se está decidiendo si se produce un cierre, o hay sanción, o si no ocurre nada. El quid de la cuestión es si Blablacar es un intermediario de un servicio de transporte, o si es una plataforma que facilita viajes privados entre particulares.

La diferencia es importante. La reglamentación española distingue entre el transporte privado y el transporte público. En este último caso, los requisitos y obligaciones son superiores, y al no cumplirlos, Confebús entiende que Blablacar está haciendo competencia desleal al autobús. Es más, Confebús reveló que la Comunidad de Madrid está investigando a Blablacar.

El argumentario de Confebús

Veamos cuáles son los postulados de la demanda de la patronal de los "autobuseros":

  • Se acusa a los usuarios de BlaBlaCar de realizar una actividad de transporte profesional sin licencia
  • Se acusa a BlaBlaCar de ser intermediario de una actividad de transporte profesional sin licencia
  • Se achaca a la comunidad de BlaBlaCar el descenso del 20% de la actividad del autobús

Vayamos uno por uno.

¿Podemos considerar a Blablacar como una emprea de transporte profesional? En teoría no existe ánimo de lucro, según las cifras aportadas por la consultora Roland Berger. A una media de 0,052 euros por kilómetro (equivale al precio recomendado por plaza/trayecto) y un volumen medio de 1,67 pasajeros por viaje, la aportación media es de 0,087 euros por kilómetro.

La consultora estima que los gastos reales del coche por kilómetro varían entre 0,24 y 0,41 euros/km, por lo que no podríamos hablar de ánimo de lucro. Si la ocupación fuese de tres pasajeros, serían 0,156 euros/km, por debajo del coste real. Para hablar de beneficios, habría que superar el coste de mover el coche: combustible, mantenimiento, neumáticos, etc.

Aunque hay conductores que llevan en un coche de cinco plazas a cuatro pasajeros, ocupando todos los asientos, siguen sin salir las cuentas -de acuerdo a esos datos. La plataforma, hace unos meses, permite ver a los pasajeros si el conductor se compromete a no ocupar la quinta plaza, para ir más cómodos.

Según Blablacar el 97,6% de los conductores ingresa menos de 50 euros al mes

En otras palabras, para obtener beneficios hay que elevar los precios por encima de la media, y llevar el coche siempre lleno (o usar un monovolumen/furgoneta). Con la aportación media y la ocupación media, legalmente hablando, se trata de un transporte entre particulares con gastos compartidos. El matiz está en la relación social entre conductor y ocupantes, no son, técnicamente hablando, "allegados".

¿Qué es un allegado? El artículo 156 del ROTT lo define como: "éstos son sus familiares u otras personas que convivan o tengan con aquél una relación de dependencia personal o laboral de carácter doméstico, así como aquellos cuyo transporte se realice en base a una relación social de amistad o equivalente". Según el texto legal, un desconocido no es un allegado.

Sigamos. ¿Blablacar es un intermediario? Podemos considerarlo como una simple red social, o como un intermediario, pues media entre las partes, recomienda precios (en teoría se autoregulan en la comunidad), pone condiciones y hasta seguro de viaje -a través de Axa. Esto tendrá que determinarlo el juez. Blablacar cobra una comisión variable -limitada- en concepto de gestión, con IVA.

Por otra parte, Confebús dice que Blablacar le ha quitado el 20% de su negocio, y la red social cifra el impacto en un 0,3%. Es más, Blablacar dice que casi dos terceras partes de los trayectos no tienen una conexión directa por autobús, siempre de acuerdo a sus propias cifras, que no están auditadas por un organismo público.

Blablacar dio una cifra sorprendente, solo dos usuarios han conseguido beneficio, y fueron 3 euros. Así difícilmente podremos hablar de beneficio económico, y aunque así fuese, no es una cantidad por la que merezca la pena perseguir a nadie.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×