¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El adiós al BMW i3 se acerca más, los bávaros ponen el tope máximo en 2023

    BMW i3BMW

    Debutó en 2013 y fue una auténtica revolución en el mercado. El BMW i3 se convertía en el primer eléctrico de una marca Premium que llegaba al mercado de masas, pero mucho más caro por su estructura monocasco de fibra de carbono. La marca alemana ya le ha puesto final a la producción del pequeño cero emisiones. Dirá adiós en 2023.

    En ocho años que el BMW i3 acumula en el mercado, supera las 200.000 unidades fabricadas muy de largo. El monovolumen de cero emisiones fue uno de los primeros eléctricos que llegaron al segmento Premium, un coche ideado especialmente para ciudad y trayectos interurbanos que, gracias a una serie de mejoras, ha logrado superar los 300 kilómetros de autonomía.

    Unas cifras de récord para BMW a pesar de que su precio no es barato en absoluto. Y es que su concepción es la que encareció el precio. La estructura de fibra de carbono de su monocasco es cierto que le permite rebajar considerablemente el peso, compensando el extra de la batería y el motor eléctrico, a la vez que ofrecer una estructura prácticamente indestructible. Ese ha sido uno de los grandes lastres del modelo, del que desde hace ya más de dos años sabemos que no tiene un sucesor a la vista.

    Foto BMW i3 - tecnología
    El monocasco de fibra de carbono del BMW i3 se demasiado caro y no abarata el coste del eléctrico

    La producción del BMW i3 en Estados Unidos puede cesar a finales de 2021

    De hecho, la firma de Múnich ha tratado de eliminarlo de la gama en más de una ocasión, pero las ventas han jugado muy en contra. Además, a día de hoy, el fabricante no tiene una alternativa en su categoría, por lo que desprenderse de un modelo que todavía puede generar cifras positivas es un tanto locura. Lo que sí se sabe ya es que los días están contados, y aunque el cese de producción estaba marcado para 2024, los bávaros consideran muy seriamente adelantar el plazo.

    Por ahora, no se ha fijado una fecha concreta, y BMW no se ha manifestado al respecto, pero en círculos especializados suena con mucha fuerza finales de 2022 o principios de 2023. Incluso en Estados Unidos, donde también está disponible, se apunta a finales de 2021, existiendo informes que apuntan a unas comunicaciones oficiales recibidas por los concesionarios que se repartirán las últimas 180 unidades para este mercado, desde este mes de julio.

    En todo caso, será casi una década a la venta para el que ha sido uno de los modelos eléctricos más vendidos de la marca, a pesar de su elevado precio, corta autonomía y del espacio interior tan justo. Sabemos que el nombre comercial se reutilizará en el futuro para un modelo más grande, pero el actual i3 no tendrá un relevo en el mismo formato que conocemos. ¿Los modelos que llenarán su hueco? El más parecido será el i2, aunque algunos apuestan que la fiebre SUV terminará por poner al futuro iX1 en desarrollo, y que llegará en 2023, como la alternativa.

    Fuente: Automobilwoche