Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Descubierto 25 años después el BMW M1 Twin Turbo cazarécords de BP

10

Después de más de 25 años fuera del radar de coleccionistas y medios especializados, ha sido descubierto en un garaje de Londres el BMW M1 de doble turbo y más de 400 caballos alimentado por gas que fue empleado en la década de los ochenta para romper récords de velocidad.

BMW M1 ex Harald Ertl.

A principios de la década de los ochenta, la petrolera británica BP celebraba el lanzamiento de su nuevo Autogas tratando de batir el récord de velocidad para vehículos terrestres alimentados por este combustible gaseoso. El vehículo escogido fue un BMW M1 fuertemente modificado que fue preparado en cooperación con el piloto Harald Ertl y las instalaciones de Gustav Hoecker Sportwagen-Service GmbH.

Durante las pruebas, el BMW M1 modificado logró alcanzar una velocidad de 301.4 km/h, logrando así su objetivo de superar la barrera de los 300 km/h, sin embargo, el proyecto no logró homologar el récord, aunque dejó como recuerdo la experiencia y una de las unidades más raras y destacadas del deportivo de motor central alemán.

Como suele ser habitual en este tipo de historias, una vez realizadas las pruebas y agotado el presupuesto destinado a esta iniciativa promocional, los protagonistas se dedicaron a otros quehaceres y el vehículo quedó relegado a ocupar espacio en un anónimo garaje. Lo que no es necesariamente algo malo, puesto que en muchas ocasiones el vehículo ni siquiera llega a ser conservado, como afortunadamente ha sucedido en este caso.

Su estado no es el deseable, pero al menos se muestra muy original.

Este raro ejemplar del BMW M1 acaba de ser encontrado en un garaje de Londres donde lleva una cantidad indeterminada de tiempo acumulando polvo. Esta es la primera vez que este destacado ejemplar retorna al mercado desde 1993, momento en el que se le perdió la pista.

Ahora, más de 25 años después, este se encuentra en manos de los especialistas de Coys y vuelve a buscar nuevo dueño, aunque su estado de conservación no es precisamente el más deseable, a pesar de que sigue contando con altas dosis de originalidad. Como podemos ver en las imágenes facilitadas por la casa de subastas británica, el modelo se encuentra en el mismo estado que muchos barn finds, totalmente cubierto de polvo, con unos pocos rastros de óxido y a falta de una buena puesta a punto para volver a poner la mecánica y el bastidor de nuevo en orden de marcha.

Para poder enfrentarse a las pruebas de velocidad, este BMW M1 de 1979 fue dotado de las pertinentes modificaciones para poder operar con gas, toda una novedad para British Petroleum en ese momento, además de notables mejoras a nivel mecánico, como el añadido de dos enormes turbocompresores KKK que si bien se siguen encontrando en el vano motor, ya no se encuentran conectados al sistema de admisión del bloque de 6 cilindros. El modelo fue modificado en 1981 y en aquel momento se le estimó una potencia en torno de los 415 CV (410 hp).

El motor necesita algunos arreglos.

A nivel aerodinámico también encontramos notables modificaciones, como es el caso del nuevo spoiler delantero, aunque donde vamos a encontrar más cambios es en la zona trasera, ya que fue modificada incluso la línea de techo para extenderla hacia la cola, donde encontramos un spoiler integrado en la trasera. En el lateral encontramos unos minúsculos retrovisores que han sido integrados en la carrocería por motivos aerodinámicos y nuevas entradas de aire, tanto delante del paso de rueda trasero como tras las ventanillas laterales, destinadas a alimentar de aire al 6 cilindros sobrealimentado.

Las llantas son también nuevas y su aspecto nos recuerda al de las llantas carenadas, por lo que es muy probable que fueran escogidas por motivos aerodinámicos.

En el interior nos encontramos con el mismo esquema, cuenta con sus elementos originales pero con mucho polvo y una considerable falta de atenciones. Destaca el volante de 4 radios de Alpina, que entendemos debía ser el empleado tras las modificaciones.

El BMW M1 modificado junto a un ejemplar de serie.

La firma británica no ha querido revelar el precio de este ejemplar, pero dada su rareza podemos esperar un valor bastante alto, puesto que no solo se trata de unos de los pocos ejemplares fabricados del BMW M1, sino de una unidad muy destacada del modelo, todo un ejemplar único y pieza de coleccionista.

Este ejemplar será puesta a la venta en Alemania el próximo 13 de abril, en la subasta de Coys durante la Techno Classica de Essen

Fotos: Coys

Noticias relacionadas

Descubierto 25 años después el BMW M1 Twin Turbo cazarécords de BP
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto