Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

BMW sigue el mismo modelo de negocio de Porsche para producir el nuevo M2 Competition

La división de altas prestaciones de BMW acaba de lanzar su última criatura, un compacto que supera la barrera de los 400 caballos posicionándose como uno de los deportivos más extremos del mercado en el segmento C. El BMW M2 Competition casi no tiene rivales, pero lo que se esconde detrás tiene que ver mucho con el modelo de negocio de uno de sus máximos rivales, Porsche.

Nuevo BMW M2 Competition

El nuevo BMW M2 Competition será presentado en el Salón del Automóvil de Pekín y sus libro de pedidos se abrirá inmediatamente. El fabricante de Múnich no va a esperar unos meses para ponerlo a la venta oficialmente como en otras ocasiones, sino que apenas serán cinco meses de espera para poder disfrutar a sus mandos.

Mucho se ha venido hablando de este modelo a lo largo de su desarrollo, incluso poniendo límite al número de unidades fabricadas y fecha de caducidad a su producción situándolo como un modelo con un alto nivel de exclusividad. Pero, frente a todas estas informaciones imprecisas, nosotros te confirmamos hace meses que no sería así, sino que se mantendría en la oferta como un modelo más.

En parte, eran los planes iniciales de la marca pero nuestros informadores alemanes nos confirmaron del cambio. Y es que BMW sabe que el M2 Competition tiene muchas peticiones que satisfacer y no podía limitar la producción de un modelo que no es mucho más que un lavado de cara del M2 original pero con un significativo aumento de potencia de treinta caballos, cuando lo normal es que hubiera sido entre quince y veinte.

En la parte superior, el nuevo BMW M2 Competition. En la inferior, el M4. El compacto deportivo se queda casi al límite del terreno de su hermano mayor

De hecho, cuando el M2 debutó en el mercado, el fabricante recibió un auténtico aluvión de pedidos superando con creces la demanda prevista del modelo -nada menos que un cincuenta por ciento más- por lo que cuando la gama normal recibió el lavado de cara, la marca estimó seguir los mismos pasos de Porsche.

No han existido más razones que esta elevada demanda para dar luz verde directamente a su producción, aunque sí con el requisito de delimitar el terreno del todopoderoso M4, cuestión que cumple en términos de potencia y rendimiento del motor, aunque en este punto el mercado es muy inestable y fuentes internas están convencidos que cada uno de los dos modelos tiene su cliente, hay que estar preparados para sorpresas.

Curiosamente es el mismo modelo de negocio de Porsche con sus modelos. Si hay mercado, ¿por qué limitar la producción? Es el razonamiento de los de Zuffenhausen y Stuttgart y hasta ahora no les ha salido nada mal la jugada, salvo algunas excepciones que sí merecen una edición limitada. De hecho, el principal competidor de este modelo se encuentra en el futuro 718 Cayman GT4 con una potencia máxima de 400 CV que se espera que debute este año.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto