¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El exclusivo Bugatti Centodieci empieza a llegar a sus dueños

    El exclusivo Bugatti Centodieci empieza a llegar a sus dueños
    Bugatti CentodieciBugatti
    Fran Romero
    Fran Romero3 min. lectura

    El Bugatti Centodieci es uno de los hiperdeportivos más exclusivo de la marca francesa. Una verdadera bestia que encarna los valores del antiguo EB110 SS, sobre un modificado cuerpo del Chiron. Los de Molsheim ya han comenzado la entrega de unidades.

    Bugatti ha comenzado la entrega de uno de los modelos más exclusivos en su oferta de productos. El exclusivo Bugatti Centodieci está empezando a llegar a sus propietarios, tras casi tres años en producción desde que fue anunciado, por primera vez, en agosto de 2019. Un plazo desmesurado que no tiene nada que ver con los microchips, pero sí con su producción a mano y con el hecho de que es una obra realmente artesanal.

    El Centodieci está basado en la tecnología, y en las entrañas técnicas del Chiron, pero con un cuerpo de la carrocería de fibra de carbono con una imagen mucho más agresiva, a pesar de que reproduce el estilo de uno de los deportivos míticos de la firma francesa. El EB110 fue lanzado al mercado en 1990 con un diseño tan elegante como deportivo y agresivo, reproduciendo con un estilo más moderno algunos detalles clave como los finos faros delanteros y también más planos o las perforaciones en los laterales heredadas del EB110 SS.

    Bugatti Centodieci
    El interior del primer Bugatti Centodieci entregado se presenta en cuero azul

    Bugatti Centodieci, el moderno homenaje al EB110

    El fabricante solamente dispone de una decena de unidades de este modelo, cuyo nombre en italiano es otra conmemoración al original deportivo de los años 90. Por supuesto, todas vendidas de antemano. Otro plus más de la exclusividad de la que puede hacer gala el propietario, luciendo con orgullo es la combinación estética de la primera unidad entregada del hiperdeportivo francés. Clásica y sin ningún tipo de estridencias, con la carrocería en el color «Azul Fabbrica», el mismo que vistió al 110, y también con las llantas de aleación cromadas.

    La marca francesa ha superado los 50.000 kilómetros del programa de pruebas al que se ha sometido el Centodieci, realizando ensayos en los escenarios más exigentes con pruebas de conducción a temperaturas extremas. Una condición esencial para comenzar la entregas de esta verdadera máquina del asfalto.

    Y es que no es solo diseño, sino también sus prestaciones, pues a pesar de que ha recortado el peso en báscula en 20 kilogramos comparado con el Chiron, su potente motor es otra de las claves de su exclusividad. El inmenso bloque de 16 cilindros en W equipado con cuatro turbocompresores que rinde una potencia máxima de 1.600 CV. Prestaciones únicas que se suman a un conjunto que sí tiene un precio: nada menos que 8 millones sin impuestos.