¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Cadillac ve el CT5-V Blackwing como rival del BMW M3 aun siendo más potente que el M5

    10
    Cadillac CT4-V Blackwing y CT5-V Blackwing 2022Cadillac

    El extraño posicionamiento que hace Cadillac de todos sus modelos genera situaciones tan extrañas como las del nuevo Cadillac CT5-V Blackwing, el Cadillac más potente de la historia y que a pesar de tener el mismo tamaño y más potencia que el BMW M5 es señalado por la propia marca como competidor del menos potente y más barato BMW M3.

    La división premium de General Motors presentó esta semana sus dos sedanes más deportivos y poderosos, los nuevos Cadillac CT4-V Blackwing y Cadillac CT5-V Blackwing, dos modelos totalmente nuevos que estrenan la nueva enseña deportiva de la marca para dar reemplazo a las antiguas versiones V-Series, con un renovado esquema técnico y un rendimiento notablemente superior al de sus antecesores.

    Estas son las versiones más radicales a nivel de bastidor y mecánico de ambos modelos, que se basan en la misma plataforma Alpha de tracción trasera de sus predecesores, pero con numerosos avances técnicos y una enorme evolución en todos los aspectos. A pesar de las múltiples novedades de las nuevas versiones V-Series Blackwing, lo que realmente más ha llamado nuestra atención es el extraño posicionamiento que hace Cadillac de estos, que están orientados a competir con modelos y versiones muy distintas de las que en teoría les corresponden por tamaño, potencia y precio.

    En los artículos de presentación de cada modelo mencionamos los posibles rivales naturales de cada uno de ellos, aunque también puntualizamos que tanto la marca como los medios estadounidenses probablemente apuntarían rivales muy distintos dada la extraña estrategia de posicionamiento que emplea Cadillac desde hace unos años. El sello premium de General Motors suele marcarse como objetivo los modelos de sus rivales presentes en el segmento inmediatamente inferior, en lugar de posicionarlos o apuntar abiertamente a los modelos similares por tamaño, rendimiento o precio.

    Ahora, varios días después, hemos podido comprobar que varios periodistas estadounidenses han hecho precisamente esa distinción y lo que es más curioso, los pocos medios anglosajones que han tenido la oportunidad de hablar con portavoces de la compañía sobre las nuevas versiones V-Series Blackwing han revelado que estos también señalan como objetivos modelos notablemente menores y posicionados en segmentos inferiores.

    El Cadillac CT4-V Blackwing es un sedán de 4.756 mm de largo y por tanto de un tamaño casi calcado al BMW Serie 3 o el Mercedes Clase C, mientras que por su parte, el nuevo Cadillac CT5-V Blackwing dispone de una longitud de 4.956 mm, lo que le sitúa en la órbita de modelos como el Mercedes Clase E o el BMW Serie 5. Mientras el modelo de menor tamaño cuenta con un V6 sobrealimentado de 479 CV que en teoría le deberían enfrentar al BMW M3 de 480 CV, muchos medios lo comparaban tras su presentación con modelos de la talla del Audi RS3 Sedán de 400 CV o el Mercedes-AMG CLA 45 de 422 CV. Modelos que además son hasta 30 cms más cortos y mucho más baratos en Estados Unidos.

    Aunque el caso del Cadillac CT5-V Blackwing es aún más grave, pues este modelo cuenta con una potencia superior incluso a la del nuevo BMW M5 CS, sin embargo, los propios responsables de Cadillac lo comparan o tratan de posicionar contra el BMW M3 Competition de «solo» 510 CV. Lo que resultaría del todo absurdo a los ojos de un cliente europeo.

    A nivel de precio encontramos el mismo problema, pues lo cierto es que el precio anunciado del Cadillac CT4-V Blackwing es prácticamente idéntico al del BMW M3 en Estados Unidos, mientras que el del CT5-V Blackwing es ligeramente más barato que el de modelos como el BMW M5 o el Mercedes-AMG E63.

    Este mismo esquema lleva siendo empleado por la marca estadounidense desde hace ya varios años y lo podemos encontrar en modelos como el Cadillac XT4, definido por la compañía como un crossover compacto a pesar de contar con una longitud de 4.6 metros, un tamaño similar al de modelos como el Audi Q5, un crossover de tamaño medio o D-SUV.

    Los nuevos V-Series Blackwing cuentan con mucha fibra de carbono en el exterior.

    Evidentemente y como es habitual, los clientes del mercado norteamericano solo se van a fijar en dos características fundamentales de estos modelos, potencia y precio. Por lo que no le van a dar demasiadas vueltas a si el CT4-V Blackwing se parece más al Audi A4 o al Audi A3 sedán. Aunque no deja de ser tremendamente anecdótico.

    Cadillac ve el CT5-V Blackwing como rival del BMW M3 aun siendo más potente que el M5