¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Así funciona el car sharing de eléctricos en Madrid con el coronavirus

Representación del coronavirus (COVID-19)

A pesar de las restricciones a la vida normal que se han impuesto en Madrid en las últimas horas por el brote del coronavirus, las compañías de alquiler de coches eléctricos siguen operando y prestando servicio a quien lo necesite.

Desde mañana, 14 de marzo, Madrid será una ciudad prácticamente fantasma por la pandemia del COVID-19. Los comercios cerrarán con excepción de tiendas de alimentación, supermercados, gasolineras, estancos y farmacias. Y aunque ya no se podrá ir a restaurantes, bares o discotecas, siempre habrá quien necesite moverse.

Estos coches se pueden seguir utilizando, siempre y cuando se siga empleando el sentido común. El coronavirus se transmite por haber tocado una superficie contaminada con las manos (y llevárnoslas a los ojos, nariz o boca) o por respirar gotitas en suspensión de una persona infectada. Los síntomas pueden tardar varios días en manifestarse.

Los operadores de car sharing o alquiler de coches eléctricos por minutos siguen funcionando, son Share Now (antes Car2go), Emov, Zity y WiBle

Algunos operadores han dispuesto en los coches toallitas higienizantes que pueden desinfectar elementos de contacto común, como el volante, las palancas laterales o el cambio, pero no está de más el consejo de conducir con guantes, ya sea por si no se quiere contagiar a otros -se puede transmitir siendo asintomático- o para no ser contagiado.

La última incorporación a la flota de Emov han sido los Peugeot e-208

Los guantes tendrán que ser desechados al finalizar el recorrido, obviamente, o apartados para posterior desinfección si no son de un solo uso y les tenemos un mínimo de cariño. En la lavadora hay que usar un programa de 60 grados o más, o, preferiblemente, usar un desinfectante como Sanitol o similares, que funciona también en frío.

No es imprescindible conducir con mascarilla. Solo tendrían que hacerlo aquellos que ya presenten síntomas y solo si es completamente imprescindible, teniendo la deferencia de avisar a atención al cliente para que manden un equipo de desinfección in situ.

Algunos operadores de car sharing han explicado en sus páginas web y redes sociales las medidas extraordinarias que están tomando para mantener la higiene dentro de los coches, por lo que no hay que temer que sean vectores de contagio seguros.

Al igual que los vehículos del transporte público, diariamente se realiza una desinfección mediante limpieza manual o mediante técnicas más sofisticadas como ionización o empleando ozono. Estas técnicas eliminan las condiciones por las cuales el virus puede sobrevivir fuera del cuerpo humano.

Zity ha explicado que sus 800 coches se estaban higienizando cada 48 horas de media, pero ahora mismo tienen 15 equipos de limpieza que van limpiando los coches sin pasar por la base e higienizándolos a fondo con ozono. Desde la semana pasada hay toallitas en el interior para la limpieza manual por parte del usuario si lo estima oportuno.

Por su parte, WiBle ha explicado que ha triplicado los recursos destinados a la limpieza e higienización de su flota de Kia Niro, mediante pulverización electrostática y productos antivíricos. Según la empresa, todo está certificado por la Organización Mundial de la Salud.

Share Now ha informado a sus suscriptores por correo electrónico

Pese a todo lo expuesto, las medidas de prevención siguen siendo las mismas: lavarse las manos con frecuencia (hay geles desinfectantes, si se encuentra alguno), y en el caso de tener que toser o estornudar hacerlo o en el codo o en un pañuelo desechable. Si es de tela y reutilizable, aplica lo mismo que para los guantes en la lavadora.

Zity ha aplicado medidas adicionales para facilitar la movilidad

Además de las medidas de limpieza e higienización, el operador respaldado por Renault y Ferrovial ha bajado sus precios, considerando que quienes se muevan se supone que lo hacen por necesidad: 21 céntimos/minuto, y si se necesita mantener el coche parado, 6 céntimos por minuto (stand by).

Además, la zona de utilización se ha ampliado a todo el perímetro de la M-40 sin ninguna penalización ni coste adicional, eso sí, de forma temporal, y en áreas residenciales. Los trayectos ya no se podrán hacer ni con origen ni con destino al aeropuerto (T1 y T4). Tampoco estará disponible el aparcamiento de la calle Albarracín, 44.

En definitiva, durante unos días deberíamos quedarnos todos en casa y reducir al mínimo cualquier relación con otras personas, pero en caso de que sea estrictamente necesario moverse sigue habiendo estas posibilidades mientras no se prohíba, siempre y cuando se haga con la elemental responsabilidad y civismo.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto