¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    ¿Por qué mi coche da tirones? Averías típicas y su solución

    Un correcto mantenimiento te ahorrará este tipo de averías.

    Si tu coche da tirones, una avería en los inyectores es lo más probable que le ocurra. Si el filtro de aire está en mal estado también pueden darse los tirones, y es algo que ocurre también (aunque con menor frecuencia) al tener averías en la caja de cambios.

    La gran mayoría de las averías en un vehículo pueden ser detectadas por ciertos 'comportamientos anómalos' del mismo. Si tu coche da tirones, esto es un síntoma de avería. Ahora bien ¿qué avería? Esa es precisamente la clave, no solo detectar el síntoma sino también su causa para ponerle solución y que el vehículo vuelva a funcionar correctamente, antes de que puedan causarse averías secundarias o más graves.

    Cuando detectamos que el coche da tirones, lo más habitual es que se deba a problemas relacionados con la alimentación. Uno de los primeros elementos que se deberían mirar son los inyectores de combustible, que pueden causar tirones en la aceleración al estar averiados; no obstante, el problema puede ser tan simple como un filtro de aire en mal estado.

    Si tu coche da tirones, lo más probable es que sufra una avería en los inyectores.

    Mi coche da tirones ¿por qué? ¿cuál es la solución?

    El problema por el que tu coche da tirones puede ser el filtro del aire, y habría que sustituirlo, o puede ser de los inyectores de combustible. En este caso, un aditivo de limpieza puede ser suficiente, o su sustitución. Y no es algo especialmente económico. Pero además, estos tirones pueden tener su origen en otros componentes mecánicos como la válvula EGR -sobre todo en coches con motor diésel-.

    Si la válvula EGR no hacer las regeneraciones de forma correcta, se acumulan depósitos que impiden el correcto funcionamiento del sistema de escape. Esto puede resultar en problemas de encendido, en que el coche dé tirones o también en un aumento notable en el consumo de combustible. Pero en el cuadro de instrumentos nos debería avisar un testigo respecto a los problemas relacionados con la válvula EGR.

    Abordando ya averías menos frecuentes, pero que también pueden tener como síntoma estos tirones, es posible que nuestro coche tenga algún tipo de fallo electrónico: una avería en el potenciómetro, por ejemplo, o algún tipo de desgaste, o de avería, en la caja de cambios. Estas últimas opciones no son tan frecuentes, pero también pueden manifestarse con tirones en el coche.