¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    ¿Cómo funciona el aire acondicionado de un coche?

    El aire acondicionado se basa en la compresión y descompresión del gas refrigerante.

    Se trata de un circuito cerrado. En él, el gas refrigerante se comprime y se descomprime para absorber el calor, liberando el aire enfriado al habitáculo y limpiando este aire de impurezas. Además, también se encarga de reducir la humedad en el habitáculo.

    En un clima cálido -como es el nuestro-, el aire acondicionado del coche es un elemento crítico. Y lo cierto es que no sirve únicamente para enfriar el aire del habitáculo, sino también para eliminar los malos olores, para reducir la humedad del interior del coche y para purificar este aire. Así que sí, es bastante más importante de lo que podría parecer, pero ¿cómo funciona el aire acondicionado del coche?

    Está formado por una serie de componentes: un compresor, un condensador, un sensor de temperatura -o varios, o ninguno en algunos coches-, un ventilador, gas refrigerante y un evaporador. Al menos, este es el esquema básico de la mayoría de sistemas de aire acondicionado de nuestros vehículos, aunque puede haber pequeñas diferencias entre unos y otros.

    La dos 'secciones' del circuito del aire acondicionado: alta y baja presión.

    Cómo funciona el aire acondicionado de un coche

    El sistema de aire acondicionado de un coche, y su funcionamiento, se basan en la compresión y descompresión del gas refrigerante. Al comprimirse y pasar a estado líquido se calienta, mientras que su descompresión, siendo anteriormente filtrado, es lo que permite enfriar el habitáculo.

    1. Un embrague electromagnético comprime el gas refrigerante del circuito cerrado.
    2. Al comprimirse, se calienta saliendo por la válvula de expansión del compresor.
    3. Pasa por el condensador, que lo enfría y convierte en líquido.
    4. En estado líquido, el 'refrigerante' se filtra para eliminar impurezas y suciedades.
    5. De nuevo, el líquido refrigerante pasa por una válvula de expansión.
    6. Entra en el evaporador, donde vuelve a pasar a estado gaseoso y entra al compresor.

    Todo este proceso se lleva a cabo sin energía eléctrica, utilizando en todo momento la energía del propio motor de combustión para hacer la compresión del gas refrigerante.

    Las dos secciones del aire acondicionado de un coche

    En el sistema de aire acondicionado de un coche hay dos secciones: la de baja presión y la de alta presión. El compresor es donde arranca la sección de alta presión y donde, en cierto modo, empieza el proceso de funcionamiento del aire acondicionado. Desde el propio condensador, que es a donde 'manda' el gas refrigerante el compresor, ya se empieza a enfriar.

    No obstante, después del filtrado, es en la válvula de expansión donde se reduce la presión del refrigerante haciendo que el líquido refrigerante se vaporice y absorba una gran cantidad de calor. Un ventilador especial hace que el aire -caliente- pase por el evaporador para su enfriamiento; y este aire, ya enfriado, se enviará más adelante al habitáculo.

    Todo esto ocurre en un circuito cerrado, lo que significa que desde el evaporador arranca de nuevo el proceso haciendo pasar el refrigerante por el compresor. Aquí vuelve a ocurrir exactamente lo mismo de manera cíclica.