¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Corvette Racing pasa a estar bajo el control de Oshkosh Corporation

    El proyecto deportivo de Corvette Racing no debería sufrir variación alguna.

    Oshkosh Corporation ha comprado el grupo Pratt & Miller por un precio cercano a los 115 millones de dólares.

    Pese al cambio de dueños, el proyecto de Pratt & Miller en competición como socio de Corvette Racing no debería verse afectado.

    Oshkosh Coportarion ha llevado a cabo la compra del grupo Pratt & Miller en una operación que ha rondado los 115 millones de dólares. Un movimiento que entre otras cosas afecta al equipo de competición y por extensión al programa de Corvette Racing, ya que Pratt & Miller es el encargado de soportar el programa oficial de la marca en GTE / GTLM. Pese a todo, los intereses de los nuevos dueños de Pratt & Miller están ligado a otros ámbitos, por lo que el proyecto deportivo no se debería ver afectado en ningún caso. De hecho, el programa en IMSA no debería cambiar sus bases.

    De esta forma, Corvette Racing mantendrá su participación con dos unidades del Corvette C8.R en el IMSA, pese a que la categoría GTLM se ha visto bajo mínimos tras la decisión de Porsche de abandonar su proyecto oficial en la serie. De igual forma y si la pandemia de COVID-19 así lo permite, Corvette Racing y Pratt & Miller tienen el objetivo de hacer debutar su nuevo GTE en las 24 Horas de Le Mans, hecho que no se ha podido llevar a cabo en 2020 por las restricciones de movilidad asociadas a la crisis sanitaria. Y en ambos casos, el español Antonio García será partícipe de estos programas.

    Al final, el vínculo entre Pratt & Miller y Corvette Racing se remonta a 1999, por lo que esta sociedad es lo suficientemente fuerte como para que no se vea afectada por la aparición de Oshkosh Corporation, más preocupada por área tecnológicas como la inteligencia artificial, la robótica o los sistemas conectados y autónomos. Por este motivo, no es de extrañar que el departamento deportivo de Pratt & Miller no corra ningún riesgo, más si cabe cuando es una de las señas de identidad el grupo. De hecho, Oshkosh Corporation tiene previsto aportar recursos humanos, tecnología y materiales que puedan hacer avanzar el proyecto de Pratt & Miller en competición.

    Fotos: IMSA