¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    ¿Quieres saber cuándo bajará el precio de la gasolina y el diésel? De esto va a depender

    ¿Quieres saber cuándo bajará el precio de la gasolina y el diésel? De esto va a depender
    El precio del combustible depende de varios factores.Depositphotos.com
    David Plaza
    David Plaza6 min. lectura

    El precio del combustible es más alto que nunca, aunque el precio del barril de petróleo no vaya en consonancia. Y es que son otros factores los que determinan con mayor intensidad el precio final del carburante.

    En los últimos meses, los combustibles han alcanzado precios récord casi a diario y la tendencia no parece que vaya a cambiar a corto plazo. Muchos pueden pensar que la culpa de esto la tiene el barril de petróleo, cuyo precio determina el precio final de la gasolina y el diésel.

    Sin embargo, esta afirmación no se corresponde con la realidad y los hechos lo demuestran. Y es que el precio del barril Brent, de referencia en Europa, no sigue una tendencia equivalente a la del coste que tienen los combustibles en las estaciones de servicio.

    De hecho, tal y como afirma la Agencia Internacional de la Energía (IEA por sus siglas en inglés), el precio del diésel prácticamente se ha duplicado en relación al del barril Brent desde que comenzó la invasión rusa en Ucrania.

    El margen de refino

    La clave de la oscilación del precio de la gasolina y el diésel en realidad la encontramos en el llamado margen de refino, que influye decisivamente en el importe final a pagar por el consumidor.

    El margen de refino es la capacidad de los productores para procesar el refino de petróleo, es decir, el proceso de transformación de la materia prima original en combustible a través de la destilación fraccionada.

    La capacidad de refino de Europa ha descendido notablemente en los últimos años. Foto: Depositphotos.com

    Este proceso de refino que se realiza en las refinerías, da como resultado productos ya terminados, como la gasolina, el gasóleo, el queroseno, el fuelóleo, el asfalto, el alquitrán y diversos aceites y lubricantes. También se obtienen naftas y otros derivados semielaborados que sirven de base para la industria petroquímica.

    El desencadenante de la reducción del margen de refino ha sido, como podrás adivinar, la salida del petróleo ruso del mercado occidental a consecuencia de las sanciones aplicadas por la Unión Europea.

    Esta circunstancia ha hecho que los productores europeos hayan tenido que intensificar su actividad en las refinerías, pasando apuros para abastecer al mercado. A esto se le une el hecho de que, en los últimos 10 años, el número de refinerías ha bajado notablemente, un 10% según datos de Freemarket.

    Repsol ha alcanzado un margen de refino de 23,3 dólares por barril hasta junio. Esto significa el triple que en el trimestre anterior

    En otras palabras, Europa prefirió reducir su capacidad de refino y compensar dicha carencia comprando el producto refinado directamente a Rusia.

    «La consecuencia del shock de oferta y de que Europa no haya hecho los deberes en refino hace que los precios de referencia mundiales hayan aumentado significativamente», afirma Freemarket.

    España, en diferente situación

    Si bien esta tendencia es generalizada en Europa, también lo es que España ha seguido un camino diferente en lo que a capacidad de refino respecta.

    Según Freemarket, los operadores españoles han invertido desde 2009 más de 7000 millones de euros en mejorar las refinerías de crudo, mejorando con ello su capacidad en un 16%. Gracias a ello, el déficit actual de gasóleo, clave en el transporte y la industria, es menor que en otros países de Europa.

    Esta es otra de las razones por las que las petroleras españolas están alcanzando beneficios récord. Un 45% superiores al del año pasado, de hecho. Repsol, según se desprende de sus cifras de negocio del segundo trimestre de 2022, ha alcanzado un margen de refino de 23,3 dólares por barril hasta junio. Esto significa el triple de margen con respecto al primer trimestre de este mismo año.

    «Repsol tendrá márgenes de refino por encima de la media hasta, por lo menos, el primer semestre de 2023», según Citi. El banco de inversión estima que el margen puede situarse en los 11,2 al cierre de 2022, mientras que el Banco Sabadell pronostica la media para este ejercicio en los 10,5 dólares por barril.

    Por su parte, Shell obtuvo un extra de más de 1.000 millones de dólares durante el último trimestre cerrado de este año gracias al refino exclusivamente. Es decir, un crecimiento del 170% respecto al trimestre anterior. Algo similar ocurre con BP a pesar de haber perdido acciones en compañías rusas en los últimos meses.

    ¿De qué va a depender, por tanto, la bajada de precios en los combustibles? De tres cosas, principalmente. La primera, el margen de refino. La segunda, el margen que las petroleras estén dispuestas a asumir. La tercera, del precio del gas natural, materia prima esencial para reducir los niveles de azufre en los carburantes.

    Fuente: El Economista