¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El CUPRA Tavascan será mucho más que un Volkswagen ID.4 deportivo

    El CUPRA Tavascan será mucho más que un Volkswagen ID.4 deportivo
    De recibir luz verde, el CUPRA Tavascan llegará al mercado en 2022 o 2023.
    Antonio Fernández
    Antonio Fernández4 min. lectura

    Luca de Meo, CEO de SEAT, ha realizado unas importantes declaraciones acerca del CUPRA Tavascan. Este todocamino totalmente eléctrico, de llegar al mercado, buscará distanciarse del Volkswagen ID.4, modelo con el que guardará cierta relación. De recibir luz verde, su lanzamiento se producirá a finales de 2022 o comienzos de 2023.

    Hace apenas unos meses, en el marco del Salón del Automóvil de Frankfurt 2019, fue presentado en sociedad un interesantísimo modelo conceptual de CUPRA. Se trataba del CUPRA Tavascan Concept, un vehículo totalmente eléctrico, de carácter deportivo y cargado de tecnología. De manera oficial la marca no ha señalado si lo producirá o no, pero ahora, tenemos unas interesantísimas declaraciones que nos ofrecen nuevos detalles sobre este, hipotético, futuro modelo.

    El propio Luca de Meo, CEO de SEAT, ha declarado a un medio especializado que la idea de llegar a ver una versión de producción del CUPRA Tavascan no es descabellada. De materializarse, nos encontraríamos ante el primer coche eléctrico de CUPRA. Un proyecto realmente ambicioso con el que esta compañía ratificaría su apuesta por la movilidad eléctrica.

    CUPRA Tavascan - posterior
    La versión de producción del CUPRA Tavascan, si recibe luz verde, llegará en 2022 o 2023.

    Lo cierto es que el máximo dirigente de SEAT no ha afirmado de manera abierta que el CUPRA Tavascan vaya a llegar a producción. Sin embargo, sus palabras nos invitan a pensar que en las oficinas centrales de la marca se está debatiendo, muy seriamente, esta posibilidad. Ahora bien, hay varios aspectos a tener en cuenta sobre la versión de producción de este coche eléctrico si, como hemos señalado previamente, recibe luz verde.

    De Meo ha señalado que le gustaría mucho ver un CUPRA Tavascan de producción que se acerque mucho a lo mostrado en el concept car que se presentó hace unos meses en Alemania. Luca De Meo asegura que quieren construir el CUPRA Tavascan: “Es más un ejercicio de diseño para mostrar lo que CUPRA puede hacer usando los fundamentos del Volkswagen ID.4. Realmente queremos construir el Tavascan y hacer que el vehículo de producción esté lo más cerca posible del concepto”.

    Al ser preguntado sobre cuándo llegaría al mercado, el alto cargo del fabricante español se atrevió a poner una fecha de lanzamiento aproximada: “Finales de 2022 hasta principios de 2023”. El CUPRA Tavascan estará sustentado por la plataforma MEB de Volkswagen, una arquitectura desarrollada específicamente para automóviles eléctricos de batería.

    CUPRA Tavascan - interior
    El CUPRA Tavasca de producción buscará diferenciarse del Volkswagen ID.4.

    El CUPRA Tavascan Concept estaba equipado con dos motores eléctricos que desarrollan una potencia total de 225 kW (306 CV) y dispone de una configuración de tracción total. Los motores son alimentados por la energía almacenada en una batería de iones de litio de 77 kWh. Según el ciclo WLTP fija una autonomía de 450 kilómetros y es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 6,5 segundos.

    Fuente: autonews