¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El Dakar 2021 será «un antes y un después» en la navegación

    El Dakar 2021 será «un antes y un después» en la navegación
    El Dakar 2021 se presentará de forma oficial el 11 de junio a través de un evento digital.
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho3 min. lectura

    El 'roadbook' impreso dará paso a un libro de ruta electrónico que dará una mayor importancia al papel de los copilotos.

    El trabajo para cambiar la navegación del Dakar y de los rally-raids es uno de los puntos cruciales para impulsar la disciplina.

    El Dakar comenzó una nueva etapa en 2020 con su aterrizaje en Arabia Saudí. La 42.ª edición del rally-raid más duro del mundo será recordada por el debut de Fernando Alonso o por el tercer triunfo de Carlos Sainz, pero también puede serlo como el último Dakar 'analógico'. No obstante, ASO con David Castera al frente está trabajando intensamente para cambiar el libro de ruta en papel por el nuevo 'roadbook' electrónico. Un cambio en la navegación mayúsculo que no sólo dará un papel más importante a los copilotos, sino que será un «un antes y después» en la disciplina, según el propio Castera.

    La llegada del 'roadbook' digital tendrá lugar en el Rally de Marruecos, en lo que será el último paso de un proceso que comenzó en 2018 con la introducción del libro de ruta a color. Este paso hacia la modernización de la navegación fue acogido con ciertas dudas en un primer momento, pero pronto pasó a ser del agrado de pilotos y copilotos. Entre este primer hito y la adopción definitiva del 'roadbook' digital, otro paso importante para ASO fue adaptar los plazos de entrega del libro electrónico a los equipos, dando el 'roadbook' a las tripulaciones apenas unos minutos antes del inicio de algunas de las etapas del Dakar.

    El 'roadbook' electrónico se basará en una tablet para motos y quads, mientras que en el caso de coches y camiones utilizarán dos dispositivos para dividir las funcionalidades del GPS y el propio libro de ruta con un botón para desplazar las notas. Con este modelo se busca acabar de una vez por todas con los cartógrafos y 'map men' que ayuden a los competidores a partir de mapas por satélite y sobre el terreno diseñando la ruta óptima, incluso si eso significa no hacer caso del todo a las notas del 'roadbook'. Con el libro de ruta electrónico se recupera así la equidad entre equipos con más y menos recursos, aunque eso suponga una dosis de trabajo extra para ASO.

    Fuente: AUTOhebdo / Fotos: Red Bull Content Pool