¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El discurso cruzado entre Toyota y los LMP1 privados

    Fernando Sancho
    Fernando Sancho3 min. lectura

    En Toyota Gazoo Racing esperan que su ventaja en las 24 Horas de Le Mans sea mucho más corta que en Spa-Francorchamps.

    Por su parte, los equipos que compiten con LMP1 privados creen que la duración de los stint y la gestión del combustible ampliará las diferencias.

    Abiertas las hostilidades en la 6 Horas de Spa, resueltas con victoria del Toyota #8 de Buemi, Alonso y Nakajima, todas las miradas ya están puestas en las 24 Horas de Le Mans. La prueba más importante del WEC es única en muchos sentidos y por ello, las dos fuerza contrapuestas que hay en LMP1 intentan rebajar las expectativas, no por poner la tirita antes de recibir la herida y más por intentar rascar algo en el cada vez más controvertido 'Equivalence of Technology'. Mientras que en Toyota Gazoo Racing creen que su ventaja será menor, entre los LMP1 privados ven menos opciones de acercarse a los Toyota TS050 Hybrid.

    En las 6 Horas de Spa, los Toyota TS050 Hybrid fueron 1,8 segundos más rápido que el mejor de los LMP1 privados en clasificación y tuvieron un ritmo muy superior en carrera. Con todo, en el equipo consideran que su ventaja en Le Mans se verá reducida al tener sólo 8 MJ de energía para cada vuelta de 13 kilómetros, toda vez que en Spa tenían 6,1 MJ para siete kilómetros. Además, en Toyota consideran que tanto los BR1 de SMP Racing como los R13 de Rebellion Racing funcionarán aún mejor con el paquete de baja carga aerodinámica en las rectas de La Sarthe.

    El discurso en boca de Neel Jani, piloto de Rebellion, es opuesto. El equipo compitió en Spa con sus pilotos ahorrando combustible casi toda la carrera para no exceder la cantidad estipulada por vuelta. Los LMP1 privados no tienen un software para controlar el consumo, por lo que los cálculos son estimaciones de los pilotos. A este hecho hay que sumar que los equipos con LMP1 privados pierden entre 10 y 15 segundos en cada repostaje y que la distancia de los stint es menor que para los Toyota TS050 Hybrid. Estos factores que en las 24 Horas de Le Mans tienen mayor peso llevan a Jani a pensar que será muy difícil pelear con Toyota en La Sarthe.

    Fuente: Autosport / Fotos: Rebellion Racing