Entrevista con Juncadella: "Disfruto más que nunca del automovilismo"

  • El piloto catalán se está convirtiendo en uno de los pilotos más polivalentes del panorama internacional.
  • Será uno de los principales rivales de Fernando Alonso en Daytona y confía en plantar cara a los DPi.
  • Tras completar dos test, ve la Fórmula E como la categoría del futuro y Le Mans como un objetivo a corto o medio plazo.

El automovilismo español no está sobrado de talento, pero los pilotos que destacan en un panorama internacional irremediablemente definido por la economía, lo hacen gracias a su valía profesional. Daniel Juncadella es uno de sus máximos exponentes y practica desde hace años el arte de la polivalencia en los circuitos, algo que se ha puesto de moda en nuestro país tras la gesta de Fernando Alonso en Indianápolis y su intención de adentrarse en la resistencia.

Nacido en Barcelona el 7 de mayo de 1991, Daniel Juncadella Pérez-Sala comenzó su carrera deportiva en el karting y tenía la misma aspiración que el 99% de sus rivales: alcanzar algún día la gloria de la Fórmula 1. Y llegó, además con un palmarés envidiable para muchos de los pilotos habituales en la parrilla de la máxima categoría: subcampeón de la Master Fórmula Junior en 2007, subcampeón de la Fórmula BMW europea en 2009, ganador del Macau Grand Prix en 2011, campeón de las Euroseries de Fórmula 3 y del europeo de esa misma especialidad en 2012.

En 2014, Juncadella compartió equipo con Sergio Pérez y Nico Hülkenberg en Force India.

Pero Mercedes, marca que rige su destino desde sus días en la F3, decidió que su programa del DTM necesitaba savia nueva y, aunque la Fórmula 1 le llegó en 2014 a través de Force India como piloto de desarrollo, sus pasos han ido principalmente encaminados a los turismos (DTM) y GT (Blancpain) desde entonces.

Este año ha explorado nuevos caminos con su debut en LMP2 en Daytona, cita en la que coincidirá con Fernando Alonso, Antonio García y Miguel Molina, repitiendo además en la Fórmula E a través del test oficial organizado como complemento al ePrix de Marruecos.

Hemos hablado con Daniel Juncadella de todo ello y de lo que espera que le depare el automovilismo a corto y medio plazo. Mercedes, la Fórmula E, Daytona, Le Mans… incluso de Mount Panorama.

Pocos retos son más complicados que el de Macao para un piloto. Daniel Juncadella venció en 2011.

En un país en el que parece que el único camino que importa es el de la Fórmula 1, resulta reconfortante ver un piloto como usted, que pasa de los turismos a los GT, la Fórmula E, LMP2 y sin olvidarse de Macao prácticamente cada año. ¿Está disfrutando más que nunca del automovilismo?

Si me hubieras preguntado hace un año, te diría que no, pero ahora mismo sí, porque al final creces creyendo que la Fórmula 1 es siempre tu objetivo y acabas dándote cuenta de que hay más cosas, que hay vida más allá. Ahora estoy empezando a disfrutar del hecho de poder ser profesional en el mundo del automovilismo y poder ir probando diferentes categorías. Creo que es lo divertido, adaptarte a diferentes coches y me está gustando mucho poder probar más este año.

El Fórmula E me parece un coche muy complicado, es una filosofía totalmente diferente.

Ya ha tenido la oportunidad de probar el Fórmula E en un par de ocasiones, ¿es tan distinto como parece desde fuera? El sonido, la velocidad aparentemente inferior a lo normal en un monoplaza, sin neumáticos slick…

Sí, totalmente, me parece un coche muy complicado al principio porque es una filosofía totalmente diferente. Sobre todo por las ruedas y los frenos, es lo que más cuesta. Es un poco saber cómo calentar ambos y cómo llegar a su pico de rendimiento, creo que hacen falta varios test y carreras para aprenderlo del todo.

La Fórmula E está en auge y Juncadella considera un acierto que se celebre en circuitos urbanos.

¿Es satisfactorio pilotar un Fórmula E?

En un circuito permanente, del estilo de Barcelona, te diría que sí durante la primera hora, pero luego se volvería repetitivo y un poco aburrido. Pero en un circuito urbano como en los que se corre, sin duda es mucho más divertido, no tiene nada que ver. Estás todo el rato entre muros y es un pilotaje muy técnico, es lo que hace especial al Fórmula E: los sitios en los que se compite.

También ha debutado en LMP2 con Jackie Chan DC Racing y nada menos que en Daytona, ¿qué le ha parecido el coche?

Me gustó mucho la experiencia. Sí es cierto que me sorprendió todo la primera vez que me subí, no conocía el coche ni el circuito, y lo peor fueron los neumáticos, diría que son lo más complicado del coche. Por lo demás, el equipo es muy profesional y los coches de LMP2 son brutales, a nivel aerodinámico están al nivel del DTM o por encima y al final eso lo hace bastante divertido de pilotar”.

 Los LMP2 son brutales, a nivel aerodinámico están al nivel del DTM o por encima

¿Le preocupan los neumáticos o la fase de adaptación está ya superada?

No va a ser fácil, aún tenemos que aprender sobre los neumáticos, creo que es nuestro punto más débil en cuanto a rendimiento, pero creo que se igualará todo más en carrera. Nos cuesta aprovechar el neumático nuevo, sacarle partido, pero de cara a la carrera, no me preocupa tanto. Aún tendremos algunos entrenamientos libres para intentar mejorar esto, pero es más un problema a una vuelta porque los Cadillac y el resto de equipos americanos los han calentado mejor.

¿Impresiona Daytona, incluso sin el público que lo llenará el día 27?

Sí, la verdad es que la primera vez que pasé por los peraltes del óvalo, me impresionó bastante, porque no imaginas que sea tan inclinado y, sobre todo, la cantidad de coches que hay, que hace difícil la carrera: gestionar el tráfico. Creo que es en lo que seguramente estamos más verdes todos, es lo que cuesta más, lo que habrá que luchar más”.

Daniel Juncadella se estrenó en Daytona durante el ROAR Before, test previo a la carrera del sábado 27 de enero. Foto cortesía de IMSA.

No es su primera vez en resistencia -ya ha corrido en las 24 Horas de Nürburgring, también en las Blancpain Series-, pero sí con un LMP2, que es considerablemente más rápido que los GT, ¿le preocupa de cara a la carrera?

Sí, al final es en lo que más soltura tenemos que coger, porque las carreras de resistencia se definen con el tiempo que pierdes en el tráfico y creo que lo importante es coger bien las medidas del coche -que en el test hemos tenido la oportunidad-, pero espero que la experiencia de las 24 Horas de Nürburgring del año pasado, que es una carrera bastante caótica, me sirva para poder desenvolverme bien dentro del tráfico.

Creo que se puede plantar cara a los DPi en Daytona, debemos ser muy pacientes y atacar al final

Los DPi parecen ser claramente más rápidos y son muchos como para confiar en las averías o inconvenientes en carrera, ¿se les puede plantar cara realmente?

Creo que sí, en los test estuvimos relativamente lejos -diría que cerca de un segundo y medio-, pero gracias al Balance of Performance (sistema utilizado por la organización para equilibrar el rendimiento) creo que estaremos bastante más cerca. Al final es una carrera de resistencia, el ritmo a una vuelta no es tan importante, lo importante es llegar vivo a las últimas tres o cuatro horas, incluso más tarde porque con las vueltas detrás del Safety Car puede cambiar todo. Creo que hay que ser muy pacientes al inicio de la carrera y atacar al final, en las últimas horas”.

50 coches -30 de ellos GT- se mezclan en la pista para hacer de Daytona un complejo reto en el que los prototipos deben hacerse paso entre coches más lentos. Foto cortesía de IMSA.

¿Qué lectura hace del Balance of Performance decretado para Daytona?¿Le parece justo, suficiente?

La verdad es que no tengo muy claro cómo afectará la reducción de la toma de admisión del motor, porque no tengo experiencia con ello. Pero creo que es un cambio en la dirección correcta, porque sí que es verdad que lo que más se notaba en Daytona durante los test es que (los DPi) eran mucho más rápidos en recta que nosotros, ahí se va gran parte del tiempo. Veremos si es suficiente, pero si estamos tres o cuatro décimas por detrás, tampoco es el fin del mundo y podremos luchar en carrera.

La experiencia que he tenido con el LMP2 me ha gustado mucho, sin duda la idea es correr algún día Le Mans

Ciñéndonos estrictamente a los LMP2 en Daytona, ¿se ven en buena posición para liderar la categoría?¿Son los Ligier de Alonso, Senna y compañía rivales en un circuito tan rápido?

Rivales siempre serán, además son muy buenos pilotos y siempre va a estar competido, pero creo que dentro de los LMP2, al menos en el test fuímos los mejores y la idea es luchar contra los demás, vamos a Daytona a ganar.

El objetivo son los DPi, ¿no?

Sí, sin duda.

El DTM ha sido la casa de Juncadella durante cuatro años y podría ser su próximo destino en 2018.

Ya conoce grandes templos como Daytona, el viejo Nürburgring, Macao… ¿para cuándo Le Mans? ¿Se lo plantea?

Sí, la verdad es que desde hace tiempo. Después de Daytona lo estudiaré más, pero la verdad es que la experiencia que he tenido hasta ahora con el LMP2 me ha gustado mucho y que sea algo serio de cara a esta temporada no lo sé, pero sin duda la idea es correr algún día Le Mans.

Así pues, ¿cuáles son los planes para 2018?¿Qué le gustaría hacer?

Tengo dudas, Mercedes aún tiene que decidir mi plan. Probablemente siga con Mercedes y, en ese caso, lo más seguro es que estuviera entre el DTM y las Blancpain. No sé realmente qué prefiero, porque la verdad es que las Blancpain están creciendo muchísimo, están a un nivel brutal y es un campeonato muy bueno y con mucho futuro. 

El DTM, por otro lado, está un poco muriendo, Mercedes se va a marchar. A corto plazo el DTM es mejor campeonato, pero a largo plazo seguramente no sea así. Está un poco por ver, en la Fórmula E me gustaría estar más involucrado, aunque no sea como piloto oficial este año porque no es posible. Y ver más cosas que vayan saliendo, quiero obviamente correr las 24 Horas de Nürburgring y todo lo que pueda hacer.   

¿WEC, resistencia?

Sí, también me lo planteo si se da la opción, no lo descarto, pero aún es pronto.

Las Blancpain Series son otro de los posibles destinos para Juncadella este año, un campeonato en el que es uno de los pilotos punteros.

¿Se le ha presentado alguna vez la oportunidad de correr en Mount Panorama?¿Le apetece?

La verdad es que no, nunca me he movido demasiado porque este año tenía ya Daytona y demás, pero sin duda está entre los planes para 2019, es un circuito al que, sin haber estado, me encantaría ir.

Ahora olvidémonos de contratos, patrocinios y todas estas cosas que influyen en el destino de un piloto en la actualidad. Imagine que se levanta mañana de la cama y le dicen: puede correr en cualquier categoría del mundo, sólo tiene que pedirlo: ¿con cuál se queda? ¿el sueño de la Fórmula 1?¿la locura de las Blancpain?¿la épica de los prototipos?¿alguna otra?

Escogería la Fórmula E, creo que está creciendo muchísimo, está en muy buen momento.

Fotos: Web Daniel Juncadella | DTM | Blancpain GT Series | IMSA | Fórmula E

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto