¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Las claves del 'BoP' de las 24 Horas de Daytona 2018

IMSA ha publicado los ajustes de rendimiento de las 24 Horas de Daytona, aunque los cambios propuestos para los DPi dejan a los LMP2 casi sin opciones.

Numerosos cambios en los niveles de potencia, en la capacidad del depósito y en la recarga de combustible para casi todos los vehículos GTE y GT3.

IMSA ha emitido los ajustes del 'Balance of Performance' que se aplicarán en las 24 Horas de Daytona, primera cita del IMSA WeatherTech SportsCar Championship. Como era previsible, estos ajustes para equilibrar el rendimiento de los distintos participantes han golpeado a los DPi de Cadillac tras su gran dominio en el 'Roar Before', aunque el resto de DPi también han recibido distintas modificaciones, no así los LMP2 que mantienen su configuración estándar con la que viajan desde Europa. En lo que respecta a los GT de las clases GLTM y GTD, la mayoría de los vehículos han recibido pequeños ajustes.

Los prototipos de Cadillac han visto reducida su brida de admisión en 6 mm de su nuevo motor V8 de 5.5 litros, aunque a cambio reciben un litro de combustible extra en su tanque y un aumento en 0,5 mm en el restrictor de la manguera de repostaje. Por su parte, el DPi de Nissan podrá llegar hasta las 7.100 rpm, tendrán dos litros extra de combustible y +1,5 mm en la brida de repostaje, mientras que Acura disfrutará de cuatro litros extra e idéntica mejora en el restrictor de la manguera de combustible. Por su parte, los Mazda ven reducidos 15 kilos su peso (915 kg), podrán llegar a las 8.600 rpm y tendrán 0,5 mm extra en el flujo de combustible en las paradas.

Con los ajustes aerodinámicos de los DPi -salvo Cadillac- propuestos, los LMP2 bajo normativa FIA tendrán complicado ser competitivos frente a los prototipos americanos. Por su parte, los cambios son sutiles pero masivos entre los GTE, salvo en el Ferrari 488 GTE. El Corvette C7.R recibe un litro extra en su depósito y cambios en el ángulo del alerón, al igual que los Ford GT. Los ajustes en la cantidad y recarga de combustible afectan también a los Porsche y al nuevo BMW M8 GTE, que pierde 10 kilos y alcanza las 7.000 rpm, gana 6 litros de combustible y 3 mm extra de brida en la manguera de los repostajes.

Por último, entre los GT3 de la clase GTD hay también numerosos ajustes. De entrada, el Acura NSX GT3 gana 10 kilos, mientras que el Mercedes-AMG GT3 pierde 15 kilos respecto a los pesos que tenían en el 'Roar Before'. El Audi R8 LMS recibe una restricción de 1 mm en su brida (39 mm), misma reducción que recibe el Lamborghini Huracán (38 mm), mientras que el BMW M6 GT3 ha ampliado su rango de revoluciones. En lo que respecta a la capacidad y flujo de recarga de combustible, cinco de los nueve modelos GT3 reciben cambios. Son los modelos de Acura, Audi, BMW, Ferrari y Lamborghini.

Fotos: Daytona International Speedway

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto