¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

EP Tender no se rinde con su remolque de autonomía extendida

Renault ZOE con un remolque EP Tender B00EP Tender

La empresa francesa EP Tender quiere que sus remolques con baterías, que aumentan la autonomía de los coches eléctricos, se usen en automoción como las baterías externas para los móviles. Están intentando lograr acuerdos con los fabricantes para convertirse en un estándar de facto.

La idea de remolques conectados a coches eléctricos para aumentar la autonomía no es precisamente nueva, tiene más de 10 años. Los primeros prototipos eran básicamente grupos electrógenos con ruedas, es decir, motores de combustión interna para generar electricidad y reducir el consumo de las baterías del coche eléctrico remolcador al mínimo.

Dado que el aporte del generador no es tan intenso como el de las propias baterías, en la práctica hacen que estas se descarguen más despacio. Solo pueden aumentar la autonomía cuando el vehículo tractor está consumiendo menos energía de la que aporta el generador. En otras palabras, como llevar un extensor de autonomía a bordo.

Los pocos coches eléctricos de autonomía extendida que se han comercializado, como el BMW i3 REX, Opel Ampera o Chevrolet Volt, han acabado todos descatalogados. Los clientes eran cada vez menos proclives a pagar el sobrecoste de llevar un generador a cuestas. En el mercado estadounidense esta fórmula tiene más sentido, distancias largas y orografía más amable.

Las formas del remolque están optimizadas para reducir la resistencia aerodinámica y facilitar la maniobra de aparcamiento

Más adelante la idea mutó a un paquete de baterías adicional. El símil es muy fácil de entender con nuestro teléfono móvil. Viene de fábrica con una batería que tiene cierta capacidad, pero para los usuarios más intensivos no es suficiente, así que hay dos soluciones: o enchufar a un cargador fijo -por cable o inalámbrico- o a una batería externa que siga permitiendo la movilidad.

Es el caso del EP Tender B00, un remolque con baterías adicionales para aumentar la autonomía de los coches eléctricos. En marzo de 2016 os hablamos de la empresa francesa que está detrás de esta solución técnica. Pues bien, todavía no se han ido a la quiebra, es más, pretenden obtener beneficios en 2024.

Los primeros remolques de EP Tender son grupos electrógenos, actualmente están en servicio 20 unidades en Francia

Para ello necesitan aumentar su cartera de clientes, y eso implica aliarse con los socios adecuados, como PSA y Renault. Están en conversaciones para que se homologuen sus coches eléctricos con bola de remolque y todo lo necesario, y así poder utilizar estos remolques los propietarios cuando hagan un viaje largo.

La idea de EP Tender es la de alquilar estos remolques por 34 euros al día, dado que la adquisición por parte de particulares carece de sentido. Los 10.000 euros del remolque mas un coche eléctrico -aunque se pague a plazos- son un sinsentido económico para necesidades puntuales.

Pero las cuentas son diferentes si se consigue una cartera de clientes suficientemente amplia. EP Tender ha hecho sus cálculos y el umbral de rentabilidad se alcanzará con 60.000 clientes y una flota de remolques de 4.150 unidades. Haciendo una cuenta tonta, solo en remolques hace falta invertir 41,5 millones de euros, mantenimiento aparte.

Actualmente modelos como Renault ZOE pueden utilizar estos remolques, pero no de serie, ya que no tienen homologación para remolcar. La adaptación sale a unos 600 euros. En nuestro país eso contaría como una reforma de importancia de cara a la ITV. Eso implica papeleo: certificado de homologacion (CE o RI), informe de conformidad del fabricante del vehículo, certificado del taller instalador y pasar otra vez la ITV.

Modelos como el Peugeot e-208 serían potencialmente beneficiarios de un acuerdo con EP Tender

¿Y qué sentido tienen estos remolques, habida cuenta de que los coches eléctricos tienen cada vez mayor autonomía? También es cierto que el cliente puede elegir baterías de menor capacidad en su coche, adecuadas para sus desplazamientos habituales, y para cosas puntuales hacer uso de este servicio, ahorrándose la diferencia.

Además, no es baladí la cantidad de coches eléctricos que hay en Francia ahora mismo y que podrían beneficiarse de una solución que venga del propio fabricante, saldría más económica (en teoría). Al menos este sistema tiene más viabilidad que el intercambio de baterías. La idea de Renault y Better Place no duró ni cinco años y murió en 2013.

Llevar un remolque tiene sus contrapartidas: menor velocidad de circulación legal, es más difícil aparcar y aumenta el desgaste de los neumáticos y los frenos. También tienen sus ventajas, con 60 kWh en baterías cada uno, cuando no se usen, pueden hacer de megabatería de apoyo para cuando el sistema eléctrico tenga una demanda excesiva.

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto