¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El equipo M-Sport completa el primer test de su 'Rally1' en Greystoke

    Detalle de la mula de pruebas que utilizó M-Sport en el shakedown de su 'Rally1'.

    Matthew Wilson ha completado más de 400 kilómetros con el nuevo 'Rally1' de M-Sport en los bosques de Greystoke.

    El preparador de Cumbria mantiene los plazos previstos en el desarrollo de su nuevo vehículo de rallies híbrido.

    El equipo M-Sport ha completado el primer test de su 'Rally1', el vehículo híbrido con el que competirá en la clase reina del WRC en 2022. Tras un primer shakedown realizado la semana pasada en sus instalaciones con una mula de pruebas basada en el actual Ford Fiesta WRC, el preparador de Cumbria se ha desplazado a los bosques de Greystoke, habitual escenario de pruebas del equipo, para rodar con su 'Rally1'. Matthew Wilson, hijo del gerente de M-Sport, ha sido el encargado de completar los primeros kilómetros del vehículo de rallies híbrido que ha sido desarrollado con el apoyo de Ford Performance.

    Aunque en M-Sport impera la ley del silencio y no hay comentarios sobre el nivel de su 'Rally1' o sobre el vehículo utilizado para darle forma, Malcolm Wilson no ha podido señalar: «Aún es muy temprano, estamos en un test casi de lanzamiento. Ha ido bien. Hemos mantenido el objetivo de tener el coche rodando en los bosques de Greystoke esta semana, por lo que llegar a tiempo es genial y una demostración del esfuerzo que han realizado todos en el equipo. No debe ir mal, Matthew me ha dicho por teléfono que tengo que acercarme y echar un vistazo. Sus palabras fueron que el coche es muy impresionante».

    Sea cual sea el vehículo utilizado como base de 'Rally1', el coche de M-Sport ha realizado este test con la nueva transmisión del equipo sin diferencial central, con caja de cambios de cinco marchas y con el sistema híbrido de Compact Dynamics, completando más de 400 kilómetros sin problemas: «El coche es completamente nuevo respecto al Ford Fiesta WRC actual. El motor sigue siendo el mismo de este año, pero no hay más transferencia. La suspensión, geometría, electrónica y todo lo demás es nuevo. Es importante hacer pruebas en esta fase y hacer tantos kilómetros como sea posible para que podamos ver dónde estamos todo. Estoy muy contento y espero verlo con mis propios ojos».

    Fotos: M-Sport