¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Los equipos privados activan la clase LMP1 del WEC

    Fernando Sancho
    Fernando Sancho2 min. lectura

    A la espera de la confirmación de Rebellion Racing, la categoría LMP1 gozará de una salud que se puede tildar casi de inesperada.

    Toyota competirá contra DragonSpeed, SMP Racing, Manor, ByKolles y Rebellion formando una categoría reina de al menos 9 prototipos.

    La marcha de Audi Sport y posteriormente de Porsche Motorsport de la clase LMP1 dejaba la clase reina del WEC en una posición muy delicada. Un cataclismo que obligaba a dibujar un calendario bianual 2018-19 a modo de temporada de transición y a crear un nuevo reglamento que permite competir a los Toyota TS050 Hybrid con los prototipos LMP1 no híbridos. Toda una revolución que, a la hora de la verdad, ha servido para dar mayor empaque a la categoría. Tener dos fabricantes puede dar mayor prestigio a la categoría y las victorias cosechadas en ella, pero contar con una parrilla de nueve LMP1 también es algo notable.

    Ni los más optimistas podían imaginar la respuesta que ha encontrado FIA y ACO entre los equipos privados para competir en la clase LMP1. La perspectiva de tener un solo fabricante al que batir, las exenciones reglamentarias en forma de 'Balance of Performance' para igualar el rendimiento con los prototipos híbridos y la resaca de lo sucedido en las pasadas 24 Horas de Le Mans han creado un caldo de cultivo en el que cinco equipos privados, si Rebellion Racing confirma finalmente su regreso, han decidido involucrarse en la clase reina del WEC, al menos durante la temporada 2018-19 del campeonato.

    Se entiende que Rebellion Racing podría confirmar su proyecto en LMP1 esta misma semana, optando el equipo anglo-suizo por un paquete formado por dos Oreca derivados del Oreca 07-Gibson de LMP2, pero con motor y chasis evolucionados, toda vez que Gibson construirá una versión de 4.5 litros de su motor LMP2 para la clase reina. Los dos Oreca de Rebellion se sumarían a los dos Toyota TS050 Hybrid, al BR1 con motor Gibson de DragonSpeed, a los dos BR1 con motor AER de SMP Racing, al Ginetta de Manor y al Enso CLM P1/01 de ByKolles para completar una parrilla de nueve prototipos.

    Fotos: Toyota Gazoo Racing