¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Los seguros de los coches eléctricos pueden ahorrarte mucho dinero

    Las baterías de los coches eléctricos son el componente más caro

    Los coches eléctricos cada vez van calando más en la población. Aunque las cifras de autonomía van aumentando, lo cierto es que todavía son muy caros para muchos clientes Son más baratos en mantenimiento y también en el seguro, a pesar de que el componente más caro es la propia batería, con una importante diferencia comparado con los coches de combustión.

    Hay muchas diferencias entre los coches eléctricos y los de combustión, no cabe ninguna duda de que suponen ventajas y desventajas. Los coches eléctricos son más baratos de producir, porque requieren menos componentes y menos mano de obra, pero esto no se ve reflejado en el precio, que sigue siendo muy elevado.

    La razón es el elevado coste de la batería. Si en modelos de combustión, la correa de distribución o un embrague nos parecía caro, en este tipo de modelos es la batería. Suele estar garantizada por un largo período de tiempo o un alto kilometraje, pero sigue suponiendo un importante desembolso. ¿Pero qué hay del seguro? Puede que hayas pensado más de una vez que si el eléctrico es más caro, también lo será el seguro obligatorio. Pues no es así.

    Comparador de precios de seguros entre coches eléctricos y de combustión en Alemania / Check24

    A igualdad de dimensiones, en algunas marcas puede haber una importante diferencia en el coste del seguro -de hasta un 70 por ciento, en algunos casos- entre un coche de combustión y uno eléctrico. Un portal comparador alemán ha realizado un estudio de las primas de seguro de algunos modelos vendidos en Alemania concluyendo que, por ejemplo, el precio del seguro del BMW i3 es de 315 Euros frente a los 420 del Serie 1 116i.

    Incluso, como puedes ver en la imagen superior, la diferencia también es significativa en el caso del smart ForFour EQ y la versión de gasolina. Tobias Stuber explica que "El seguro para coches eléctricos no es más barato o más caro que para los de combustión. La clase de tipo de los modelos considerados es decisiva para las desviaciones en la prima del seguro, teniendo en cuenta, entre otras cosas, la frecuencia de las reclamaciones".

    Es lo que ocurre en el caso de modelos como los Hyundai Kona EV o Jaguar I-PACE, en los que apenas hay una diferencia positiva a favor de la variante de movilidad sostenible. Mucho menos aún en el caso del Audi e-tron Sportback que, comparado con el Q5 diésel, hasta es más caro en el caso del nuevo crossover eléctrico.

    Fuente | Check24.de