¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Las novedades del nuevo Reglamento general de seguridad europeo que llega en 2024

    Las novedades del nuevo Reglamento general de seguridad europeo que llega en 2024
    Cuatro etapas casi hasta 2030 plagadas de novedades en materia de seguridad vial
    Fran Romero
    Fran Romero5 min. lectura

    A finales de 2019, la Unión Europea estableció la línea a seguir en materia de seguridad en los coches nuevos. Una estrategia que comprende diferentes medidas, en forma de asistentes de seguridad y ayudas a la conducción que los fabricantes deben incorporar progresivamente cada dos años, y del que te contamos las novedades que vienen.

    La Unión Europea se puso firme ante los fabricantes hace dos años. La Comisión encargada trazó las líneas maestras de una estrategia de seguridad vial plagada de importantes novedades, a razón de nuevos asistentes de seguridad y ayudas a la conducción de implantación obligada cada dos años. Un interesante Reglamento general de seguridad del que ya sabemos que el nuevo Toyota GR 86 no cumplirá del todo.

    Una nueva regulación que será obligatoria en todos los países del Viejo Continente a partir del próximo 6 de julio de 2022. La fecha en que todos los vehículos matriculados por primera vez deberán de contar con una serie de sistemas que ayudarán a reducir las muertes en carretera, y a proteger más la vida de los ocupantes. Así, en esta primera etapa «A» -de las cuatro previstas- los coches, y vehículos comerciales ligeros, deberán de contar con tres avanzados asistentes de conducción: el asistente de velocidad inteligente, la advertencia de cambio de carril y el sistema de monitorización de presión de neumáticos.

    Foto Asistente de frenada de emergencia
    El Asistente de frenada de emergencia con detección de peatones y ciclistas será obligatorio

    El nuevo Reglamento general de seguridad europeo cuenta con 4 fases

    Los camiones y autobuses no quedan exentos, y también se encuentran en la normativa, por lo que a partir de esta fecha deberán de contar con sistemas de frenado de emergencia, capaces de detectar una posible colisión frontal con un vehículo parado o en movimiento, y frenar el vehículo.

    La segunda tanda de medidas para todos los tipos existentes de vehículos nuevos entrará en vigor justamente dos años después, el 6 de julio de 2024. El paquete comprenderá otras dos ayudas, el asistente de mantenimiento de carril con parada de emergencia y el registrador de eventos, la famosa «Caja Negra». Además, los comerciales, camiones y autobuses darán un importante paso adelante contando con la monitorización de neumáticos de serie -incluidos los remolques con una masa máxima autorizada superior a las 3,5 toneladas- y también con un avanzado frenado de emergencia con detección de peatones y ciclistas.

    Las medidas calificadas como «C» entrarán en vigor el 7 de julio de 2026 para los tipos existentes, y dos años antes deben estar incluidas en el resto de modelos. Unas tecnologías que prácticamente la industria está adelantando. Por ejemplo, ya son varios los modelos que cuentan con el frenado de emergencia avanzado, con detección y detención inmediata ante peatones y ciclistas. Pero también se sumará una función más avanzada capaz de reconocer no solo la fatiga y somnolencia del conductor, sino también las distracciones.

    En esta medida es donde el nuevo Toyota GR 86 ha «patinado», pues no solo comprende electrónica, sino también otro tipo de medidas que son precisamente las que se refieren a un proceso de rediseño completo. Y es que los coches y comerciales ligeros deberán estar diseñados para ofrecer una protección ampliada de impacto en la cabeza de los peatones, ciclistas y motociclistas, para reducir las lesiones de estos.

    La cuarta medida de seguridad será obligatoria el 7 de enero de 2029. La calificada como «D» solamente está destinada a los tipos existentes de camiones y autobuses, que deberán de contar con la caja negra que registrará todo lo que ocurra a bordo, cuando se produzca un accidente de tráfico. Estos modelos también contarán con una visibilidad frontal y lateral nueva, que reducirá los puntos ciegos.

    Fuente: BMVI