¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Fabio Quartararo: "Mi objetivo para 2020 es pelear por las victorias"

    Fabio Quartararo: "Mi objetivo para 2020 es pelear por las victorias"
    Fabio Quartararo ha mostrado el gran cariño que tiene a su actual equipo de mecánicos de SRT.
    Redacción
    Redacción3 min. lectura

    Fabio Quartararo fue el mejor 'rookie' de la temporada 2019 tras lograr siete podios con la Yamaha M1 del equipo SRT.

    El francés se siente preparado para lograr su primera victoria en MotoGP y su gran objetivo es lograr este triunfo en 2020.

    Fabio Quartararo fue uno de los grandes protagonistas de la temporada 2019 de MotoGP. El francés no sólo logró ser el mejor 'rookie' en su año de debut, sino que por el camino llegó a codearse con los grandes gallos de la categoría. De hecho, Quartararo cerró la campaña con siete podios, varias poles y algunas carreras en las que acarició la victoria. Por este motivo, Fabio tiene el gran objetivo de lograr su primer triunfo en la categoría reina en 2020 y luchar de forma regular por las victorias, lo que además le serviría para luchar por ser el mejor piloto de Yamaha en parrilla.

    Haciendo referencia a sus planes de 2020, Fabio Quartararo ha asegurado: «Por ahora el único recuerdo que tengo de 2020 es la simulación de carrera que hice en Qatar. Me sorprendió dar 22 vueltas seguidas por debajo del ritmo que teóricamente marcaría la cabeza de carrera. Mi objetivo para 2020 es pelear por las victorias y lograr tantos podios como pueda. Para eso estoy aquí, aunque está claro que cuando no se pueda estar en el podio tendremos que estar listos para luchar por estar entre los cinco primeros. Habrá que saber ver dónde podemos luchar por cosas importantes y dónde no podremos luchar por ganar».

    En esta línea, Quartararo ha añadido: «No diré que no es importante ganar a los dos pilotos del equipo oficial corriendo con el equipo satélite. Eso motiva y no es nada raro reconocerlo. El año pasado mi motor tenía 500 revoluciones menos que el de ellos, no tenía la horquilla de carbono y poco a poco me fui ganando tener estas piezas. Al final mi equipo es una familia y siento que ha sido muy importante haberlo encontrado. En lo relativo a los mecánicos que vendrán el año que viene conmigo, no se ha discutido. SRT es como una gran familia donde se combina profesionalidad y buen rollo. Dudo que el equipo oficial sea más profesional que el nuestro».

    Fuente: Autosport / Fotos: MotoGP