¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

OPINIÓNFernando Alonso y Marc Coma tienen que aprender a las malas

10
Fernando Alonso y Marc Coma tuvieron una Lichtenburg 400 llena de contratiempos.

El debut de Fernando Alonso y Marc Coma como piloto y copiloto de rais en la Lichtenburg 400 no fue el deseado.

Pese a tener un vuelco e incluso atropellar a un animal, lo importante para la pareja española es endurecer la piel.

El objetivo es aprender a base de hostias -perdón por la expresión-. Y en una disciplina como los raids, estas pueden venir por todas partes y lucir una amplia gama de colores. Fernando Alonso lo está descubriendo, mientras que Marc Coma, que ya lo sabe, se adapta a la difícil sensación de estar por primera vez en el asiento del 'miedo'. La dupla española todavía tiene mucho margen de mejora, una progresión que se construye desde los errores, los problemas y los imprevistos. De todo hubo en la Lichtenburg 400, la prueba que fue testigo del debut competitivo de Fernando Alonso y Marc Coma con el Toyota Hilux.

El propio Alonso enumeraba las circunstancias que han acompañado su debut en raids en sus redes sociales. Una 'novatada' que incluía un vuelco, reparaciones de emergencia, tener un pinchazo, conducir sin parabrisas y con gafas de motocross, 'comer' polvo y atropellar un pájaro. A nivel competitivo, el balance es para echarse a llorar y, sin embargo, es lo mejor que le podía pasar al asturiano. Si el objetivo de competir en el Dakar va enserio, Fernando Alonso y Marc Coma han tenido una 'masterclass' perfecta a la hora de prevenir todo lo que se puede vivir uno en el raid más duro del mundo.

De hecho, Alonso y Coma han demostrado ser rápidos cuando todo va bien. El Toyota #331 de la pareja española terminó tercero en la etapa de clasificación de la Lichtenburg 400 a sólo 32 segundos de Henk Lategan y a 5,9 segundos de Giniel de Villiers. A partir de ahí, tocó recurrir al espíritu de supervivencia tras sufrir un vuelco en los primeros compases del primer bucle del rally. Con todo, cabe reseñar que una vez superado el susto y con el Toyota Hilux sin parabrisas y dañado en su frontal, Alonso rodó al ritmo de los líderes en la segunda fase de la etapa.

Pese a acabar decimosexto a casi 25 minutos de Giniel De Villiers, ganador de la Lichtenburg 400, Fernando Alonso sabe que todos estos problemas que ha vivido en este rally le servirán de cara al futuro y así mismo lo ha explicado: "En la primera pasada volcamos en una de las curvas lentas. Se rompió la luna frontal, así que tuvimos que parar, darle una patada y luego conducir con las gafas de motocross. En la segunda etapa, cogimos un pájaro y rompió otra vez la luna. Al final, ha sido un fin de semana bueno en cuanto a kilómetros y experiencias, aunque algunos de estos no fueron tan útiles como nos hubiera gustado".

Fernando Alonso y Marc Coma tienen que aprender a las malas
Fernando Alonso y Marc Coma terminaron en decimosexta posición en la Lichtenburg 400.

"Mil y una cosas hoy. Muchas 'primeras veces' y algunas cosas que teníamos que descubrir. Aprendizaje intensivo" eran las palabras que utilizaba Alonso para resumir su paso por la Lichtenburg 400 junto a Marc Coma. Una frase que resume a la perfección la importancia que ha tenido tener un rally como este, porque ya habrá tiempo de competir sin tantos sobresaltos. Quizá sea en el Rally de Marruecos, próximo rally en el que estarán Alonso y Coma a los mandos del Toyota Hilux. Hasta entonces, Fernando sigue acumulando kilómetros con Nasser Al-Attiyah en Qatar a los mandos de un buggy. Y profesores como ese hay pocos.

Uno de ellos es Carlos Sainz. Dos veces ganador del Dakar, Sainz sabe bien de qué va esto de los raids y lo importante que es superar estos problemas, tal y como ha dejado patente su propio hijo: "Yo no entiendo mucho de raids, pero mi padre dice que Alonso lo está haciendo muy bien y que está sorprendido por lo cerca que está en los tiempos. Él es el primero que sufre esos contratiempos. Incluso cuando has disputado diez veces el Dakar, los sigues teniendo. Esa es la aventura de los raids y a Fernando le quedan unos cuantos rallies así. Mi padre sigue teniendo percances en cada Dakar".

Fotos: Toyota Gazoo Racing

Fernando Alonso y Marc Coma tienen que aprender a las malas
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto