¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Los raros y veteranos Ferrari amarillos: el Ferrari 408 4RM experimental de 1988

11

Algunos de los modelos más destacados de la marca italiana fueron creados originalmente sin el tradicional rojo Rosso Corsa de la fábrica de Maranello, como es el caso del Ferrari 408 4RM "Integrale", el segundo prototipo de un proyecto entonces revolucionario para la marca.

Ferrari 408 de 1988.

El Ferrari 408 fue el resultado de un proyecto de la entonces recién estrenada división de ingeniería de la marca, Ferrari Engineering, a mediados de los años ochenta. Este se tradujo en dos prototipos con escasas diferencias estéticas entre ambos pero que a nivel de chasis eran completamente diferentes, ya que precisamente el objetivo del proyecto era explorar nuevas técnicas y materiales de construcción. Aunque el 408 terminó pasando a la historia simplemente como el primer modelo de tracción total de la firma de Maranello.

Aunque el prototipo más conocido de este proyecto fue el primero en ser creado, finalizado a mediados de 1987 y revestido del tradicional color Rosso Corsa de la casa italiana, lo cierto es que el segundo prototipo fue el más avanzado y el que contó con mayor carga tecnológica, el prototipo acabado en el entonces menos habitual amarillo Giallo Modena y que reside actualmente en el museo de la marca, la Galleria Ferrari de Maranello.

Este segundo prototipo fue ensamblado en 1988 y al contrario que el primero no contaba con un chasis tradicional de acero, sino con el primer bastidor fabricado por completo en aluminio para un Ferrari de calle, empleando además adhesivos como método de unión para los distintos elementos. Algo que puede no sonar tan revolucionario a día de hoy pero que en aquel momento era todo un avance y no solo para la marca italiana, ya que esta técnica no fue empleada en un modelo de calle hasta que Lotus empleó este sistema en el bastidor del Elise mk1 a mediados de la década siguiente.

Los dos prototipos del Ferrari 408 y el chasis de aluminio empleado en el ejemplar amarillo.

El bastidor del Ferrari 408 amarillo fue desarrollado en colaboración con la empresa Alcan, uno de los productores de aluminio más importantes del mundo con sede en Canadá, y como podemos ver en la imagen superior, este contaba con una zona central a modo de jaula de seguridad que daba forma al habitáculo y a la que se añadían los subchasis delantero y trasero, encargados de soportar la mecánica y ambos ejes.

Precisamente este bastidor de aluminio fue la causa de que muchos comentaran (y sigan creyendo) que el 408 fue la respuesta de Ferrari al Honda NSX, construido también por completo en aluminio y de hecho el primer modelo fabricado en serie con este material, pero lo cierto es que el NSX no fue presentado hasta el Salón de Chicago de 1989, más de un año después de ser ensamblado en Maranello el segundo prototipo, además de que ambos modelos cuentan con bastidores muy diferentes.

Mientras el modelo japonés emplea un semi-monocasco construido con aluminio extruido, el prototipo italiano empleó un bastidor más sencillo, con carrocería separada del chasis principal y los subchasis delantero y trasero, que quedaban ocultos.

El Ferrari 408 amarillo es uno de los protagonistas de la Galleria Ferrari.

A nivel estético ambos prototipos difieren en algunos pequeños detalles, ya que curiosamente, a pesar de las evidentes diferencias a nivel técnico que encontramos bajo su piel, sus carrocerías son básicamente las mismas. Ambos comparten el mismo diseño general y la misma silueta.

Además del color, las principales diferencias las encontramos en las ópticas, en el caso del ejemplar rojo parece contar con faros retráctiles en la zona delantera, aunque realmente son ópticas fijas circulares que son descubiertas por una tapa móvil, mientras que el amarillo cuenta con faros fijos encapsulados tras una tapa de plexiglas, del mismo tamaño que la tapa escamoteable del modelo rojo. Las ópticas auxiliares delanteras también son distintas en ambos casos, aunque van situadas prácticamente en el mismo sitio.

En la trasera encontramos unos pilotos horizontales, que están ocultos tras una tapa transparente con líneas horizontales de color rojo en el ejemplar Rosso Corsa, y que no está presente en el ejemplar amarillo. Otros detalles menores son la ausencia de retrovisores en el ejemplar rojo, que además carece del marcado spoiler inferior delantero del amarillo.

Alerón trasero elevable hidráulicamente.

Ferrari 4RM

La característica mecánica principal del 408 fue precisamente el sistema de tracción total que empleaban ambos prototipos y que fue bautizado 4RM (4 Ruote Motrici), tal y como denominó la marca al sistema de tracción total desconectable del Ferrari FF, el primer modelo de producción de la marca de tracción total, y que se basó (en parte) precisamente en el sistema experimental del Ferrari 408.

A nivel mecánico ambos prototipos eran idénticos, a pesar de las evidentes diferencias de bastidor. Contaban con una evolución del V8 de doble árbol de levas y 4 válvulas por cilindro que empleaba el Ferrari 328 GTB, aunque este estaba dispuesto de manera longitudinal y no transversal, como en los 308/328. Aumentado hasta los 4.0 litros disponía de un rendimiento superior, según la marca entregaban 304 CV (300 hp) a 6.250 rpm y 373 Nm de par máximo a 4.500 rpm. La transmisión manual de 5 relaciones también era heredada del 328 GTB.

Una de las curiosidades más llamativas y prácticamente desconocidas de estos prototipos es que adelantaron algunos detalles del Ferrari 348 que fue presentado en 1989. El sucesor del 328 empleaba por primera vez un V8 atmosférico situado de manera longitudinal, idéntica posición a la del V8 de 4.0 litros de los protos del Ferrari 408. Anteriormente a estos, solo los Ferrari 288 GTO y F40 habían montado un V8 de esta manera, aunque estos eran sobrealimentados y de edición limitada, no de producción en serie. De la misma manera, el 408 ya contaba con la misma cifra de potencia que el V8 de 3.4 litros del 348.

El salpicadero del 408 cuenta con los mismos trazos del 348.

Aunque el detalle más llamativo es su habitáculo, pues el 408 contaba con el mismo diseño básico de salpicadero y paneles de puertas que estrenó poco después el 348. Divididos visualmente en dos zonas por una línea horizontal que lo cruzaba y que se fundía con los paneles de las puertas formando un ángulo muy marcado sobre estas. La inspiración del habitáculo es evidente aunque se desconoce cual fue diseñado primero, pues ambos fueron presentados con poco más de un año de separación, por lo que el desarrollo del 348 ya había comenzado cuando fueron ensamblados los prototipos del 408.

Noticias relacionadas

Los raros y veteranos Ferrari amarillos: el Ferrari 408 4RM experimental de 1988
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto