¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Pieza única: el único Ferrari F40 automático del mundo

    Pieza única: el único Ferrari F40 automático del mundo
    9
    Ferrari F40 'Valeo' ex Gianni AgnelliRM Sotheby's
    Sergio J. Cabrera
    Sergio J. Cabrera6 min. lectura

    Tras bambalinas los fabricantes cuentan con numerosos secretos y anécdotas que no suelen llegar a ver la luz del día. Esta rara pieza única es buen ejemplo de ello, el único Ferrari F40 automático creado en Maranello y que estaba destinado a nada menos que Giovanni Agnelli, el jefazo del Grupo FIAT en aquella época.

    Giovanni Agnelli fue todo un personaje hasta el día de su muerte. Conocido como il avvocato (el abogado) por sus estudios de Derecho, fueron sus dotes comerciales y de gestión al frente del Grupo FIAT por lo que ha pasado a la historia. Aunque el abuelo del actual Presidente del Grupo Stellantis, John Elkann, también protagonizó varias anécdotas relacionadas con automóviles de colección.

    Para Gianni Agnelli fue creado el primer Ferrari Testarossa descapotable oficial. Salvo otra unidad, todas las demás son simples transformaciones aftermarket realizadas sobre unidades convencionales. Esta célebre pieza de color plata tenía una peculiaridad que muy pocas personas conocen, su transmisión era manual pero tenía un modo automático, ya que Agnelli tenía una vieja lesión en la pierna izquierda debido a un accidente de coche que le impedía usar un automóvil manual con comodidad.

    En aquel momento, todos los Ferrari debían ser manuales y de hecho, salvo la excepción de los Ferrari 400 y 412 Automatic, todos lo eran. Por eso, en la creación del especial Ferrari Testarossa descapotable de Gianni Agnelli, la firma de Maranello y Pininfarina recurrieron al especialista francés Valeo, quién encontró una solución tan atractiva como innovadora, crear un embrague automático electrónico.

    Ferrari F40

    El lanzamiento del Ferrari F40 fue todo un bombazo mediático. La firma de Maranello pretendía fabricar solo un puñado de ejemplares pero la demanda fue tan brutal que decidieron aumentarla en varias ocasiones hasta sobrepasar las 1.300 unidades. Ni los especialistas ni Ferrari se ponen de acuerdo con la cifra final de producción del modelo, algunos dicen que fueron 1.311 y otros afirman que 1.315, aunque también hay voces que apuntan que fueron muchos más los Ferrari F40 que salieron de Maranello.

    Lo que es seguro es que el máximo responsable del Grupo FIAT y propietario mayoritario de Ferrari quiso uno de estos extraordinarios y afilados deportivos rojos, cuya configuración le convertía en prácticamente un modelo de circuito capacitado para portar matrícula.

    Esto suponía que el Ferrari F40 era uno de los modelos con los mandos más duros del mercado, lo que ya es decir, pues en aquella época todos los Ferrari eran deportivos clásicos en cuyo desarrollo no se tenía en cuenta la comodidad de uso, sino su efectividad. De ahí que manejarlos requiriera pisar con fuerza mandos como el embrague o engranar con firmeza la clásica palanca con pomo esférico para guiarla sobre la tradicional rejilla cromada.

    Esto evidentemente era todo un problema para Gianni Agnelli, quién además de su mencionada lesión ya tenía más de 70 años cuando le entregaron su ejemplar del Ferrari F40. Este ejemplar aparentemente cuenta con la configuración de serie del modelo, la que montan la inmensa mayoría de los F40 fabricados, pero Agnelli era algo más que un cliente especial y por eso su ejemplar también es una pieza única.

    A simple vista podemos ver que la única diferencia del Ferrari F40 de Gianni Agnelli es el tapizado negro de los asientos de competición, en lugar del habitual rojo brillante, pero este modelo cuenta con una característica aún más llamativa y es que durante su fabricación, Ferrari volvió a contactar con el especialista Valeo para crear un nuevo sistema de transmisión automatizada, que incluía un embrague electrónico que se activaba al mover la palanca de cambios manual sobre la tradicional rejilla Ferrari.

    El único F40 sin pedal de embrague.

    Por lo que el modelo parece ser un Ferrari F40 manual más, pero cuenta con la transmisión automática de accionamiento manual (o semiautomática) que más tarde fue comercializada sobre el Ferrari Mondial t Valeo. Al igual que la versión semiautomática del Mondial, este ejemplar único del deportivo fue bautizado Ferrari F40 Valeo, debido a la procedencia de su particular transmisión con embrague automatizado y sin pedal.

    Como era de esperar, una persona como Gianni Agnelli, que contaba con una inmensa colección de automóviles y servicio de chófer, no llegó a completar demasiados kilómetros con su especial ejemplar del Ferrari F40, que cuando fue vendido contaba con menos de 700 km de uso. Esta unidad fue expuesta al público por última vez cuando fue subastada en 2008 por RM Sotheby’s en el evento Leggenda e Passione celebrado en el propio circuito de Fiorano en 2018, momento en el que fue vendido por 418.000 $, un precio notablemente inferior al valor actual de cualquier ejemplar con pocos kilómetros del Ferrari F40. Por lo que su afortunado propietario tiene una pieza de gran valor en sus manos.

    Pieza única: el único Ferrari F40 automático del mundo