Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Un Ford GT modificado es el primer modelo matriculable en batir los 480 km/h

Un Ford GT 2006 fuertemente modificado que cuenta con más de 2.700 caballos ha sido el primer vehículo de calle legal que ha logrado batir la barrera psicológica de las 300 millas por hora, lo que supone superar los 482 km/h.

El brutal Ford GT de M2K Motorsport.

Ni Bugatti, ni Koenigsegg, ni Hennessey Finalmente ha sido un modesto tuner estadounidense el que ha logrado superar la barrera psicológica de las 300 millas por hora con un vehículo que es capaz de circular legalmente por la calle, es decir, un modelo de producción matriculable.

Evidentemente, no hablamos de un modelo de producción que aún conserve su configuración de serie, ya que el Ford GT de M2K Motorsport es sin duda alguna una de las unidades más modificadas que podemos encontrar del deportivo de motor central de Ford. A modo de muestra, sus cifras de potencia y par son tan altas que el tuner no ha encontrado un banco de rodillos en el que poder medir el rendimiento real del motor sobrealimentado.

Este Ford GT de 2006 sigue contando con el mismo bloque V8 con el que abandonó su cadena de montaje en su día, aunque tras pasar por los talleres de M2K Motorsport ahora se encuentra fuertemente modificado, lo que incluye dos nuevos y enormes turbocompresores que soplan a 45 psi. Curiosamente, sigue empleando la misma transmisión manual de 6 velocidades.

La cifra de potencia estimada es de 2.700 hp (2.738 CV), pero se cree que pueden ser muchos más.

El suceso tuvo lugar este fin de semana en el evento Texas Mile celebrado en las instalaciones del Victoria Regional Airport, donde este Ford GT alcanzó las 300.4 mph, lo que suponen 483.45 km/h.

El piloto que logró la gesta fue Johnny Bohmer, que ya era el poseedor del récord de velocidad a una milla, que precisamente logró en 2012 en la pista de aterrizaje del Kennedy Space Center con un ejemplar fuertemente modificado del Ford GT, que respondía a la denominación BADD GT.

A pesar de la espectacularidad del suceso, lo cierto es que este no puede ser considerado el récord oficial de velocidad máxima para un automóvil de producción matriculable, independientemente de que sea modificado o no, puesto que para poder homologar el récord es necesario realizar dos pasadas en ambos sentidos y tomar la media de las velocidades máximas alcanzadas en ambas pasadas, y no una sola salida desde parado de una milla.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto