¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El Ford Kuga prueba el potente sensor LIDAR para conducción autónoma de Argo AI

    El Ford Kuga prueba el potente sensor LIDAR para conducción autónoma de Argo AI
    El Ford Kuga rueda por carreteras americanas probando el nuevo sensor LIDARArgo AI
    Fran Romero
    Fran Romero3 min. lectura

    La tecnología LIDAR se ha convertido en una de las claves de la nueva conducción autónoma. Potentes sensores con un largo alcance de detección mediante radar que desplazan a los ultrasónicos, y complementan a las cámaras. Argo AI ha presentado un nuevo sensor capaz de detectar objetos hasta 400 metros.

    La clave de la conducción autónoma más sofisticada es contar con un auténtico arsenal de tecnología capaces de ofrecer la más completa información bajo todo tipo de condiciones. Los sensores de ultrasonidos son muy limitados, pero los LIDAR de nueva generación que utilizan haces de luz láser son mucho más eficientes. Y más capaces, ya que pueden funcionar bajo las inclemencias meteorológicas más adversas. Una de ellas, la niebla.

    Los de Argo AI han desarrollado un nuevo sensor de alta resolución LIDAR que funciona hasta una distancia máxima de 400 metros y con un rango panorámico de 360º. Su funcionamiento es tan preciso que dispone de una capacidad de detección de los objetos en los entornos más oscuros con solo una partícula de luz. El sensor está preparado para adaptar el funcionamiento inmediatamente del escenario más oscuro al de la luz más brillante. Por ejemplo, a la salida de un túnel.

    Echa un vistazo al funcionamiento del nuevo sensor LIDAR de Argo AI, y su potente detección

    Volkswagen y Ford estrenarán la tecnología autónoma de Argo AI

    El sensor LIDAR también puede detectar hasta los objetos más pequeños, estáticos o en movimiento, incluidos animales que se encuentren en el radio de acción. Incluso distinguir los coches pintados con colores más oscuros que apenas reflejan, sea de día o de noche. Un compendio de cualidades que permitirán hacer la conducción autónoma más segura.

    La sofisticada tecnología ya se está probando en una flota de prototipos que circulan por las carreteras de seis ciudades de Estados Unidos - Miami, Austin, Washington, Pensilvania, Michigan y California- y a las que se sumarán otras localizaciones durante este año 2021, incluidas también principales capitales de Europa. Y es que la tecnología será de producción global, siendo Volkswagen y Ford los fabricantes que utilizarán la plataforma «Argo Self-Driving System».

    De las dos, la alemana será la primera en estrenarla a bordo del Volkswagen ID. Buzz de producción, el monovolumen eléctrico que debutará el próximo año. Sin embargo, para las funciones de conducción autónoma a bordo de este modelo habrá que esperar unos años más. La marca alemana ofrecerá el nivel 4 de la funcionalidad, para lo que tendremos que esperar hasta 2025.