El futuro de Porsche, Toyota y Le Mans pasa por Stuttgart

  • Porsche ha conseguido su decimonovena victoria en las 24 Horas de Le Mans. Y ahora... ¿WEC, Fórmula E o Fórmula 1?.
  • De la decisión de Porsche depende también la viabilidad del proyecto de Toyota en el WEC y el futuro de la clase LMP1 híbrida.

Pasó la 85º edición de las 24 Horas de Le Mans y Porsche alcanzó su decimonovena victoria en La Sarthe. El triunfo de la firma de Stuttgart vino de la mano de intensos rumores que colocan a la marca lejos del WEC incluso a finales de la presente temporada. Los intereses comerciales podrían llevar a Porsche a mirar con buenos ojos su ingreso en la Fórmula E, mientras que una posible llegada a la Fórmula 1 también está en el seno de los rumores que han nacido en las últimas horas. Con el reglamento de los LMP1 híbridos perfilado a partir de 2020, todo está en el aire.

Distintos medios galos y alemanes fueron los primeros en afirmar que la estancia de Porsche en el WEC tendría una fecha de caducidad muy corta. Aunque la normativa diseñada por la FIA y el ACO es un claro guiño para que Porsche y Toyota sigan en el campeonato a medio plazo, con una notable reducción de costes y un fundamento tecnológico estable, lo cierto es que no son pocas la voces que colocan a Porsche fuera del WEC. Visto los movimientos que ha hecho Audi en el WEC y Volkswagen en el WRC, todas marcas del Grupo VAG, no es descartable.

Porsche no ha tardado en desmentir esta opción y se ha remetido al compromiso que tiene firmado con el WEC hasta finales de 2018, aunque es probable que la firma de Stuttgart sí que decida su futuro al final de la presente temporada. Entre las opciones que maneja Porsche está seguir en el Mundial de Resistencia, donde las reglas del juego ya parecen claras. Dar el salto a la Fórmula E pasa por una mayor libertad técnica y futuros acuerdos con algún equipo de Fórmula 1, como puede ser McLaren, parece muy lejanos a pesar de la presencia de Porsche en las discusiones del futuro motor del Gran Circo.

En el supuesto caso que Porsche abandone el WEC, la situación de la categoría LMP1 híbrida y de las 24 Horas de Le Mans pasaría a tambalearse. Aunque Toyota tiene un compromiso firmado hasta 2019, competir en una categoría sin ninguna marca rival no tendría gran sentido. Bien es cierto que se espera la llegada de Peugeot y que en 2018 debería producirse el gran desembarco de los prototipos no híbridos de Perrinn, BR Engineering o Ginetta, pero aún así no parece suficiente como para retener a Toyota. Los exitosos LMP2 o los DPi, sus primos americanos, podría cobrar fuerza. Nissan, Mazda, Honda, Audi y Ford a través de equipos como Penske, Joest o Ganassi podrían ganar en protagonismo.

Seguir los pasos de Audi y desembarcar en la Fórmula E sólo es una opción si Porsche se topa con un escenario con mayor libertad técnica que permita a la marca tener un laboratorio real para desarrollar baterías y un tren de potencia eléctrico aplicable a sus modelos de calle. Por su parte, Fritz Enzinger, responsable de Porsche en LMP1, ha reconocido que la marca tendrá presencia en el GP de Austria de Fórmula 1 y en las reunión para discutir los futuros motores que se usarán a partir de 2021. Por ahora, esa es la única relación de Porsche con la Fórmula 1 y el WEC su mayor prioridad. Sólo falta ver por cuánto tiempo se mantiene esta postura en Stuttgart.

Fotos: Porsche Motorsport

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×