¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Llega a tiempo con Google Maps: haz que te recuerde cuándo salir

    Google Maps te avisa cuándo debes salir para llegar a tiempo a cualquier lugar

    El recordatorio de salida de Google Maps te pregunta cuándo quieres llegar (por fecha y hora) a un sitio y, con su información sobre el tráfico, te avisa a la hora que deberías salir si quieres llegar a tiempo. Útil para los más despistados.

    Google Maps es una de las aplicaciones favoritas de los conductores; no solo hace las veces de navegador GPS sino que, en realidad, cuenta con muchísimas otras funciones útiles para la navegación. Una de ellas, y bastante poco conocida, es la de los recordatorios de salida. Que, sencillamente, nos permite establecer cuándo queremos llegar a un lugar para que Google Maps nos avise cuando debemos salir.

    Como ya sabrás, la aplicación de navegación GPS Google Maps cuenta con la tecnología suficiente para que podamos ver el tráfico en tiempo real. Y tiene datos históricos sobre retenciones. De este modo se puede anticipar al tráfico y, por tanto, decirnos cuánto se suele tardar en ir de un sitio a otro según el día de la semana y la hora.

    Cómo establecer un recordatorio de salida en Google Maps

    Debemos abrir la aplicación y, en la barra superior de búsqueda, escribir nuestro destino y buscarlo. Cuando lo localice y lo seleccionemos, el siguiente paso será pulsar sobre la opción Cómo llegar, que nos dará una vista previa sobre la ruta y, posiblemente, las varias opciones que tenemos -por diferentes carreteras- de llegar a ese destino. Así como un cálculo del tiempo que tardaremos.

    Tú configuras cuándo quieres llegar, y Google Maps establece el recordatorio de salida en el momento oportuno.

    En este punto, la clave es pulsar en el botón de la esquina superior derecha, con tres puntos en orientación vertical, para desplegar las opciones adicionales. Aquí, entre las varias posibilidades que nos ofrece la app, debemos pulsar sobre Definir hora de salida o llegada, en el caso de dispositivos móviles Android, para que se despliegue una nueva ventana de opciones.

    El siguiente paso será seleccionar la pestaña de Llegada, de tal modo que le digamos a la aplicación en qué fecha y hora queremos llegar, exactamente, al punto de destino que hemos establecido y desde el punto de origen que, del mismo modo, hemos seleccionado en el punto anterior. Una vez seleccionemos la fecha, y también la hora, pulsaremos sobre el botón Definir.

    Al hacer esto veremos que, en la parte inferior de la pantalla, nos saldrá un apartado en el que pone 'Normalmente...' seguido del tiempo que se tarda, de forma habitual, en hacer ese mismo recorrido. Y en base a esa información, justo debajo nos pondrá un pequeño apartado de Salida, en el que se detalla la fecha y hora en que debemos salir si queremos llegar en la fecha y hora que, anteriormente, hemos marcado como puntos de referencia para la llegada.

    ¿Para qué sirve la opción de programar un recordatorio de salida en Google Maps?

    Esta opción está desarrollada, precisamente, para que los usuarios puedan llegar a tiempo a cualquier lugar. Se aprovecha de la información que tiene la aplicación de navegación GPS sobre el tráfico habitual en las carreteras y, en base a estos mismo, establece la fecha y hora en que debemos salir para llegar a tiempo. El problema es evidente, y es que el tráfico es cambiante.

    Si ocurre algún tipo de imprevisto, como un accidente de tráfico o una retención inesperada por cualquier otra causa, el recordatorio de Google Maps seguirá manteniendo la hora de salida según la previsión habitual. Es decir, que podríamos llegar tarde. Por lo tanto, es una herramienta útil, pero de la que no debemos fiarnos al cien por cien por los incidentes imprevistos.

    Si vas a hacer uso de la función de recordatorio de salida de Google Maps, lo más recomendable es que revises de forma manual la aplicación, con antelación a la hora de salida prevista, de tal modo que te puedas anticipar a una retención que no estuviera prevista. Y por supuesto, salir siempre con algo de tiempo de margen para evitar este tipo de problemas.