¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Greensmith y Fourmaux, ante el desafío del asfalto del Ypres Rally

    Greensmith y Fourmaux, ante el desafío del asfalto del Ypres Rally
    Gus Greensmith busca su primer podio de la temporada tras ser cuarto en el Safari Rally.
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho4 min. lectura

    Gus Greensmith y Adrien Fourmaux forman la pareja de pilotos del equipo M-Sport en los tramos de asfalto del Ypres Rally.

    Fruto de la decisión de los jefes de M-Sport, el finlandés Teemu Suninen pasa a competir en la clase WRC2.

    La temporada 2021 del WRC entra en su recta final y el Ypres Rally es la primera parada de la caravana mundialista. Los tramos de asfalto belgas pueden definir la lucha por el título, pero también pueden ser testigos del resurgir de M-Sport. El preparador británico está teniendo una temporada gris, en lo que ha sido definido como un año de transición por los propios responsables del proyecto. Con todo, Gus Greensmith y Adrien Fourmaux buscan su primer podio del año a los mandos del Ford Fiesta WRC. Por su parte, Teemu Suninen competirá en la categoría WRC2 con un Fiesta Rally2.

    Gus Greensmith, octavo en la general del WRC con 34 puntos, ha asegurado sobre su presencia en el Ypres Rally: «Me sorprendió lo resbaladizas e impredecibles que pueden ser las carreteras belgas. Las diferencias de agarre serán algo importante durante el rally. Tuvimos condiciones secas y húmedas en la prueba. Las carreteras son mucho más estrechas de lo que encontraríamos en Alemania. Si se tiene un error en el Ypres, entonces las cunetas te absorben. Necesitas un automóvil que funcione bien en los cortes porque hay muchos y que sea predecible porque no quieres deslizarte cuando el borde de la carretera está tan cerca».

    Greensmith y Fourmaux, ante el desafío del asfalto del Ypres Rally
    Adrien Fourmaux regresa a los mandos del segundo Ford Fiesta WRC del equipo en el Ypres Rally.

    Por su parte, Adrien Fourmaux afronta su cuarto rally al volante del Ford Fiesta WRC: «Es un rally nuevo para mí, pero es como un evento de casa porque está a 40 kilómetros de mi hogar. Conozco las carreteras y sus tipos de curvas muy cerradas. Es necesario tener un gran sistema de frenado y una buena tracción para las largas rectas que vienen después. Las carreteras son muy estrechas. Hay muchos cortes y eso significa que hay mucho barro en las carreteras, por lo que la posición de la carretera será muy importante. Esta prueba supone un desafío en seco, pero si llega la lluvia puede ser todavía más complejo».

    Como es habitual, con el salto de Fourmaux a la categoría reina, Teemu Suninen cae a la clase WRC2 y pilotará un Ford Fiesta Rally2: «Va a ser un desafío interesante. He intentado ver videos para comprender mejor el rally. Creo que el mayor desafío son los grandes recortes, cómo afectará esto al coche y cuánta suciedad se acumula en las carreteras, especialmente si está lloviendo. Es un desafío saltar entre distintos coches. Quiero hacer que el Ford Fiesta Rally2 sea lo más fuerte posible. El desafío es leer el nivel de agarre. El objetivo final es volver al nivel en el que he estado antes».

    Fotos: Red Bull Content Pool