¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    ¿Híbrido, eléctrico o combustión? Las preferencias en Alemania para comprar coche

    Mercedes Clase E 300 dem híbrido enchufable con motor diésel

    Los combustibles y los sistemas de propulsión alternativos comienzan a tener más adeptos en Alemania. Un nuevo estudio desvela las preferencias de los germanos a la hora de comprar un coche nuevo, así como el tipo de transporte más idóneo. Los híbridos arrasan frente a una combustión que prácticamente queda arrinconada.

    El objetivo de los fabricantes es ofrecer cuantos más coches eléctricos mejor, pero es sabido que hoy, los precios de no están de acuerdo a la autonomía máxima que pueden ofrecer, frente a los modelos de combustión. Este es el principal factor que no convence a los clientes. En cambio, los híbridos son otro cantar, y especialmente en Alemania.

    Una encuesta realizada sobre una población de 1000 participantes desvela las preferencias a la hora de comprar coche en este mercado, con un importante cambio en la mentalidad de los clientes entre 2019 y 2020. Los resultados de Autostudie 2020 apuestan claramente por la movilidad sostenible: un 23% de los consultados consideran que su próximo coche puede ser un híbrido, mientras que un 29 por ciento se decantaría por un gasolina y un 14 por ciento por un diésel.

    Los eléctricos no son todavía una sensación en Alemania, pero reconocen que son mucho más eficientes en todos sus aspectos

    Comparando estos resultados con 2019, el batacazo más claro se lo lleva la gasolina; entonces, un 43 por ciento apostaba por este combustible, lo que supone un descenso de un 14%. En el diésel también se ha producido una disminución pero no tan significativa, ya que en 2019 la tasa era del 17 por ciento. Sin embargo, la elección del híbrido ha aumentado un 6%, y el 73% de todos considera éstos como una solución adecuada por las bajas emisiones y consumos..

    En cuanto a las formas de propulsión, un 8 por ciento admite que considera un eléctrico como nueva opción, lo cual supone un aumento de solo un 2% frente al año pasado. En la misma línea de aumento, los que consideran el hidrógeno como una posibilidad, ascendiendo del 2% al 6%. En general, un 37 por ciento de los conductores de un coche con motor de combustión tradicional piensa en un cambio a una propulsión alternativa.

    Aunque la gran mayoría apuesta por un mayor respeto al medio ambiente, el estudio también determina el uso del coche, el medio de transporte para ir a trabajar por tres de cada cinco personas, que solo un 18% admite que podría prescindir de él. La encuesta también valora el uso de los scooters eléctricos en ciudad, que no terminan de calar entre la población. De hecho, un 90% no los ha usado nunca, frente a un 2% que sí, un 77% los considera peligrosos y un 61% molestos.

    Fuente: Elektroniknet

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto