¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Hyundai cierra su división de motores de combustión apostando todo a los eléctricos

    Hyundai cierra su división de motores de combustión apostando todo a los eléctricos
    Detalle del motor de gasolina 2.0 T-GDi del Hyundai i30 NHyundai
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    Hyundai es una de las marcas que más en serio está invirtiendo en la electrificación. Un gigante que ofrece diferentes tecnologías en su gama de modelos, pero cada vez más embarcada en los eléctricos. El motivo principal por el que el fabricante surcoreano ha anunciado el cierre de la división de desarrollo de motores de combustión.

    Todos los fabricantes del mercado están embarcados en la electrificación total de su gama de modelos con más o menos ahínco, pero todos a una. Aunque el final de la combustión tradicional en Europa está más que lejos todavía, como muy pronto en el año 2035, algunos ya han empezado la transición y han anunciado que no desarrollarán nuevos bloques térmicos, adaptando los actuales a las nuevas normativas de emisiones que entran en vigor a partir de 2025.

    No solo no compensa, sino que el gasto en investigación y desarrollo en el campo de los eléctricos, y de las baterías de última generación en especial, requiere de enormes emolumentos. De ahí, que Hyundai haya anunciado el cierre de su división de desarrollo de motores de combustión. Una decisión que afecta directamente a todas las marcas del grupo surcoreano, incluida la propia matriz, KIA y Genesis. La marca de lujo será eléctrica en 2030.

    Foto Hyundai Seven Concept - exterior
    Hyundai acelera el desarrollo de coches eléctricos y de pila de combustible

    Hyundai se centra en los eléctricos de batería y pila de combustible

    Park Chung-kook, el nuevo responsable del departamento de I+D de la compañía tras la jubilación de Albert Biermann, ya se lo ha comunicado a los 12.000 empleados que trabajan en el centro de motores de Namyang, en Corea del Sur, a través de un correo electrónico en el que ha señalado que «Ahora es inevitable la conversión a la electrificación. El desarrollo de nuestro propio motor es un gran logro, pero debemos cambiar el sistema para crear una innovación futura basada en el gran activo que proporciona el pasado».

    Así, tras 38 años operativo, cierra las puertas una de las más avanzadas instalaciones del gigante. Chung-kook ha explicado que la decisión es obligada a la vista de cómo la industria mundial está tornando hacia los coches eléctricos en los últimos meses, más rápido de lo esperado. Por supuesto, Hyundai no se ha dejado nada al azar, y no dejará a sus empleados en la calle, ya que ya tienen un nuevo destino: se han trasladado al al centro de diseño de electrificación, mientras que el antiguo centro se remodela y se adapta para pruebas de eléctricos, y se completa una nueva instalación para la producción y diseño de baterías.

    Hyundai se ha puesto las pilas, nunca mejor dicho, para completar la transición a la electrificación total, que no solo incluye eléctricos alimentados por batería, sino también equipados con pila de combustible de hidrógeno, tanto en la rama de pasajeros, como en los más deportivos y en los comerciales ligeros y pesados. El gigante coreano se ha propuesto completar una gama de comerciales con pilas de combustible en 2028, y que el coste de un eléctrico y uno de hidrógeno sea igual en 2030. Hyundai y Kia dejarán de ofrecer modelos con motor de combustión en Europa en 2035. Pero, para 2026, las dos marcas planean alcanzar 1,7 millones de eléctricos vendidos en todo el mundo, y nada menos que un millón en 2025.

    Fuente: Kedglobal