¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

IndyCarNewgarden triunfa en el 'late night' de Iowa y consolida su liderato

El estadounidense consiguió su cuarta victoria del año, maniatando a Will Power durante 200 vueltas hasta que el australiano erró en boxes.

Un caution afortunado permitió a Scott Dixon pasar del 14º al segundo puesto final.

La lluvia retrasó el inicio de la carrera casi cinco horas, y forzó una bandera roja.

La Iowa 300, haciendo referencia al número de vueltas que se completan en este óvalo de 7/8 de milla, terminó convirtiéndose en las 7 horas de Iowa después de que la madre naturaleza se pusiese de acuerdo para poner a prueba la resilencia de aficionados y pilotos, terminando en la mañana del domingo española y la madrugada americana. Este hecho, eso sí, no le arrebató la victoria a un equipo Penske que hizo valer su superioridad todo el fin de semana con su piloto estrella, un Josef Newgarden que empieza a ver más cerca su segundo título de campeón de IndyCar tras conseguir su cuarta victoria de la temporada, ante un Scott Dixon que pasó de una noche pesadillesca a gozar de la madre de todas las fortunas.

El inicio de la carrera estaba previsto para las 1:10 hora española, pero las temidas lluvias aparecieron antes, con dos importantes frentes lluviosos uno detrás de otro anegando la pista. Por si fuese poco, una vez secado gran parte del asfalto, los rastros de agua ('weepers') que emergían de los muros y juntas de la superficie se hicieron muy rebeldes en la curva 4, retrasando todavía más los procedimientos. La Iowa 300 no se puso en marcha hasta las 5:51 en España (23:00 hora local), tras un retraso total de 4 horas y 41 minutos, y lo que iba a ser una calurosa carrera al atardecer se convirtió en una prueba completamente nocturna bajo las luces.

La ventaja en la salida fue para Will Power, imponiéndose al poleman Simon Pagenaud, y Takuma Sato, quien hizo lo propio con Newgarden, se puso segundo en el siguiente giro, aunque el francés recuperó la posición en la vuelta 10. El otro gran protagonista fue un espectacular Santino Ferrucci que adelantó a cinco coches por el exterior de la curva 1 y se ubicó rápidamente en séptimo lugar. En la vuelta 16, justo después de que Newgarden le ganase la tercera posición a Sato, se produjo la primera bandera amarilla de la jornada. Rodando en 16ª posición, Sage Karam perdió el control de su coche en la salida de la curva 4 y trompeó sin tocar el muro interior. Lo que no pudo evitar fue que Felix Rosenqvist, justo detrás, le golpease ligeramente en el frontal, dañando ambos sus alerones delanteros.

Newgarden aprovecharía la resalida en la vuelta 25 para situarse segundo por delante de Pagenaud, aunque Power pronto establecería un margen de seguridad en cabeza. Durante este stint, Ed Carpenter apareció en el top 10 con buen ritmo, mientras Dixon seguía la línea opuesta perdiendo posiciones de forma gradual. Con más de cuatro segundos respecto a Sato, los tres coches de Penske empezaron a converger en pista a medida que empezaron a alcanzar doblados, y Newgarden asumió el liderato en la vuelta 51. Segundos después, una repentina lluvia provocó la segunda bandera amarilla de la noche, y una eventual bandera roja en el giro 55 que puso a prueba la paciencia de los más trasnochadores durante media hora más.

Cuando la acción volvió a la pista, Rossi y Ferrucci protagonizaron durante varias vueltas un intenso duelo por posición en paralelo durante varias vueltas, que ganó el novato en primera instancia. Mientras los Penske volvían a escaparse en cabeza, con Power siguiendo de cerca a Newgarden, Sato empezó a perder ritmo de forma drástica en este largo stint, siendo rebasado por Ferrucci y Rossi en la vuelta 103, ocho vueltas antes de que Rossi recuperase la cuarta posición. Spencer Pigot asumió el liderazgo de la ofensiva de Carpenter y en la vuelta 123 ya era sexto, por delante de un Ferrucci que empezó a perder comba. Las paradas con bandera verde, no obstante, cambiaron el terreno de juego.

Habiendo caído al 12º lugar, Sato adelantó su parada mucho más que el resto, y su buen ritmo con gomas nuevas mientras el resto trataba de alargar le permitió ubicarse segundo entre Newgarden y Power. Rossi alargó bastante, y esto le costó caer a la octava posición tras Pigot, Carpenter y Hinchcliffe. Sato y Pagenaud, no obstante, tardaron poco en pagar con falta de ritmo la apuesta de parar antes, siendo ambos superados por los pilotos de Carpenter. Con apenas seis pilotos en la vuelta del líder, cuatro de ellos amenazados directamente por el dúo de cabeza tras doblar Newgarden a Rossi, se agrupó la situación con el tercer caution, tras irse largo Sato en la salida de la curva 4 y ser trompeado por Karam.

Newgarden retuvo el liderato en una nueva sucesión de paradas en la que Pagenaud separó a ambos Carpenter, y en la que gran parte de la parrilla tuvo la oportunidad de recuperar la vuelta perdida. Pigot y Carpenter serían neutralizados en la resalida de la vuelta 200 por Pagenaud y Hinchcliffe, iniciando un penúltimo stint relativamente tranquilo en el que Dixon languidecía en 14ª posición. En el último periodo de paradas, con la victoria en juego, Power cometió un error al irse largo en la entrada al pit lane y rozando la colisión con el separador de boxes. El australiano tuvo que servir un Stop & Go, al igual que un Ericsson que se habia situado cuarto provisional adelantándose más que nadie, pero que también cometió una infracción al entrar.

Llegada la vuelta 265, Carpenter entró en aire sucio y colisionó con el muro de la curva 2, causando un caution decisivo, ya que Scott Dixon aún no había parado y rodaba tercero en pista, anulando el efecto negativo de parar con bandera verde. El neozelandés salió sexto de su parada, y tras él se encontraba Rossi, quien solo perdió un puesto cambiando gomas, al igual que otros pilotos por detrás. Newgarden, Pagenaud, Hinchcliffe, Pigot y Rahal ocuparían el top 5 con una decena de vueltas más en sus gomas. La resalida, a 26 del final, vio a Hinchcliffe superar a Pagenaud, pero fue Dixon, y no Rossi, quien inició la gran carga hacia adelante, ubicándose tercero a 17 giros del final, y segundo tres vueltas después. No obstante, el diferencial no era suficiente para dar caza a un excelso Newgarden que, al final del día, fue la única pieza perfecta de Penske para hacerse con su segunda victoria en Iowa.

Pese al bloqueo de un Sébastien Bourdais que también salvó una noche complicada en noveno lugar, Dixon perserveró para llevarse un inesperadísimo segundo puesto en una noche que apuntaba a desastre para él. Hinchcliffe llegó a atacarle en las vueltas finales, aunque se conformó con su primer podio de la temporada, delante de Pagenaud, Pigot (2º top 5 del año) y un Rossi que vuelve a perder terreno con el lider Zach Veach obtuvo su mejor resultado de la temporada en séptimo lugar, por delante de Rahal, y Tony Kanaan completó en décimo lugar su segundo top 10 del año.

Tras una divertida e interminable carrera que concluyó a las 8:15 de la mañana en España, y habiéndose bajado solo de los 5 primeros puestos en carrera en el Indy GP (lluvia y estrategia alternativa fallida) y en la segunda carrera de Detroit (colisión parcialmente causada por él), parece realmente difícil que incluso Rossi, en el mejor momento de su carrera, tenga lo necesario para imponerse a un Newgarden al que solo le falta una victoria en circuito permanente en este 2019. Mid-Ohio podría ofrecerle esa oportunidad la próxima semana, en la última carrera antes de un parón veraniego de tres semanas.

RESULTADOS finales de la iowa 300 (300 VUELTAS)

Fotos: IndyCar Media

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto