¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    IndyCarKyle Busch, Castroneves y Sato, entre los 33 inscritos virtuales en Motegi

    Kyle Busch ha estado muchas veces en Indianapolis, pero nunca al volante de un monoplaza.IndyCar Media

    El vigente campeón de NASCAR coge el testigo de Jimmie Johnson y Dale Earnhardt Jr. al competir en el certamen virtual.

    Castroneves y Sato habían sido las dos únicas grandes ausencias hasta la fecha.

    El óvalo de Motegi acogió carreras de IndyCar entre 1998 y 2010.

    La explosión de la competición virtual en el contexto de la pandemia mundial ha recibido esta semana un duro golpe en uno de sus máximos exponentes, Estados Unidos, a raíz del despido fulminante del piloto de NASCAR Kyle Larson tras pronunciar de forma accidental en el chat de voz de una carrera amistosa la palabra "nigg**", el término racial más prohibido por antonomasia en el país, pese a tratarse de un uso casual malintencionado. Por fortuna para ellos, la competición virtual en IndyCar ha logrado mantenerse al margen de toda la polémica, y en línea ascendente de cara a su cuarta carrera.

    En el contexto de una elección aleatoria, la carrera de esta semana tendrá lugar en la versión oval del Twin Ring Motegi, que acogió carreras de IndyCar entre 1998 y 2010 antes de que los daños por el terremoto de 2011 obligasen a que la carrera final tuviese lugar en la versión de circuito. Esta cita suple la competición real que iba a producirse este fin de semana en Long Beach, trazado urbano que no está disponible en iRacing por la complejidad técnica que supone representarlo en el estándar de calidad gráfica que la plataforma se autoexige.

    La buena acogida de la cita en el oval de Michigan la pasada semana ha permitido que la lista de inscritos aumente esta semana a un total de 33 pilotos, el mismo número que disputa cada año las 500 millas de Indianápolis. Tras su inesperado podio de la pasada semana, Dale Earnhardt Jr. no estará presente en esta cita por compromisos familiares, pero la cuota de piloto estrella de NASCAR, cubierta también en las dos primeras citas por Jimmie Johnson, estará ocupada este fin de semana por el vigente campeón Kyle Busch.

    Al igual que sus dos predecesores, el nativo de Las Vegas jamás ha competido en una carrera real en monoplazas, aunque su hermano Kurt sí que compitió en la Indy 500 hace ya seis años, terminando en una buena sexta posición. Habiendo obtenido 56 victorias desde su debut en 2004, y con 153 más en las otras dos categorías de NASCAR (Xfinity y Truck Series), Busch está considerado a sus 34 años como uno de los mayores talentos naturales de la categoría, respaldado el año pasado con su segundo título de campeón en la Cup Series tras conseguir cinco triunfos.

    Aunque no cuenta con experiencia real en el óvalo de Motegi, su participación resultará de gran interés, habiendo manifestado con anterioridad que llegó a tener firmado en dos ocasiones un acuerdo para correr en la Indy 500, los cuales fueron denegados por clausulas contractuales con su equipo Joe Gibbs Racing y la marca que les suministra motores, Toyota. De hecho, la decoración de Busch no solo no refleja el logo de ningún fabricante (al igual que Scott McLaughlin por su contrato con Ford) o equipo, si no que tampoco refleja a su principal patrocinador, habiendo elegido promocionar su propia bebida energética.

    La de Kyle Busch es solo una de las cuatro novedades que presenta esta prueba, pero no la única de gran calado, ya que el equipo Penske tendrá a un quinto representante de la mano de Hélio Castroneves. El piloto brasileño, que compite solo en las pruebas de Indianápolis desde 2018, se unirá a sus cuatro compañeros en calidad de "vigente ganador", habiendo logrado la victoria desde la pole en la edición de 2010. Castroneves, que cumple 45 años el próximo mes, conoce bien el trazado, consiguiendo con anterioridad otro triunfo en 2006 y dos poles más (2001 y 2007).

    La lista, que no cuenta con el también invitado James Davison, queda completada con dos de los pocos pilotos a tiempo completo que no habían participado en las tres primeras citas. El nipón Takuma Sato, piloto del equipo Rahal, tendrá la oportunidad de volver al óvalo de casa, en el que solo pudo correr hace 10 años, mientras que el novato Rinus VeeKay hará su debut virtual para el equipo Carpenter al obtener al fin el equipamiento necesario en su residencia temporal en Florida. Con ello, Charlie Kimball se convierte en el único piloto a tiempo completo que no participa, debido a una admitida falta de interés y el reciente nacimiento de su segundo hijo.

    Fotos: IndyCar Media