¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    IndyCarSonoma confirma su salida y otros circuitos negocian su continuidad

    Adrián Fernández
    Adrián Fernández9 min. lectura

    El trazado californiano dejará de acoger el campeonato tras 2018, después de confirmarse el acuerdo con Laguna Seca, en base a criterios monetarios.

    Texas supedita su continuidad a estar más cerca de la Indy 500, pagar una tasa inferior o no tener otra carrera cerca.

    Belle Isle pelea por conservar la carrera con una propuesta por tres años.

    El calendario de la IndyCar para la temporada 2019 afronta en estos meses veraniegos numerosos frentes abiertos, con vistas a ser confirmado oficialmente dentro de uno o dos meses, debido a que varios circuitos terminaban contrato este año. Uno de ellos, el trazado de Sonoma, ya ha confirmado que no continuará albergando su Gran Premio a partir de la temporada 2019, después de que se haya confirmado la incorporación de Laguna Seca, pero podría no ser la única baja.

    "Es cuestión de números. Hemos estado perdiendo dinero con la IndyCar desde hace años, y por ello propusimos unas condiciones para renovar que, aparentemente, no podían aceptar", aseguró Steve Page, jefe del circuito de Sonoma, a Motorsport.com y RACER. "Fueron capaces de negociar un acuerdo con Laguna Seca con una tasa sustancialmente más alta de lo que estábamos dispuestos a acordar. Es una organización de primer nivel, y la categoría va en una buena dirección, pero no está creciendo tan rápido para que el precio que se pide nos permita obtener suficientes ingresos para generar un beneficio. No (los) teníamos cuando éramos la única carrera en la zona"

    Page reconoce que el hecho de tener dos carreras en la misma zona es un obstáculo insalvable, pero solo en base a la falta de ingresos anterior: "Pasar de perder un cuarto de millón de dólares a alquilar el circuito a alguien por seis cifras contribuirá a nuestras arcas. En los primeros años teníamos un acuerdo de patrocinio por el nombre del circuito. Una vez ese patrocinio se fue... Warren Buffet decía: 'Solo descubres quién ha estado nadando desnudo cuando la marea está baja'. Desde que nuestra marea bajó, ha sido cada vez más difícil justificar la carrera de IndyCar económicamente, y hemos tenido presiones de nuestra empresa matriz para no hacer cosas en las que perdiéramos dinero".

    Por su parte, Mark Miles, jefe de la compañía que posee la IndyCar, asegura que "el acuerdo con el Condado significa que podíamos haber seguido corriendo en Sonoma. No suscribimos la teoría de que dos eventos en la misma región no funcionan, así que empezamos estas conversaciones sin siquiera saber cuales serían las fechas. Y, siendo justos, Steve nunca exigió que Sonoma fuese la última carrera, solo que no quería una carrera en otro circuito en la misma región".

    Respecto a la negativa de Laguna Seca de ocupar una fecha en el actual hueco primaveral de cuatro semanas entre la primera y la segunda carrera, Miles comentó que se propuso "una fecha a finales de marzo o principios de abril, pero los organizadores creen que el tiempo en esa parte del año no era una opción: puede haber niebla, puede hacer frío... Eso aumentaba la posibilidad de que Laguna Seca y Sonoma estuviesen separadas por solo un par de meses". A su vez, afirmó que el acuerdo con Laguna Seca "no llegó porque buscásemos un nuevo escenario para nuestra carrera final, ni porque quisiéramos reemplazar a Sonoma, si no porque queríamos a Laguna Seca en nuestro calendario, punto".

    A la salida de Sonoma se podría sumar la de otros dos circuitos: Texas y Belle Isle. El óvalo de Texas también busca un nuevo contrato, siendo la pretensión del presidente del circuito Eddie Gossage la de ser la primera carrera después de las 500 millas de Indianápolis, un hueco que, curiosamente, ocupa a día de hoy Belle Isle. De lo contrario, las informaciones apuntan a que Gossage buscaría una reducción en las tasas anuales para acoger la carrera. "Estamos al final de nuestro acuerdo multianual, y estamos en conversaciones para (renovarlo)", afirmó Gossage a Motorsport.com. "Fuera de Indy, hemos acogido carreras de IndyCar más tiempo que ningún otro circuito; 30 durante las últimas 22 temporadas. Buscamos tener un acuerdo de negocio que tenga sentido. Sospecho que alcanzaremos un punto de encuentro".

    La supuesta 'claúsula territorial' es el mismo condicionante que Sonoma ha argumentado para no coincidir con Laguna Seca, y el que Gossage lleva utilizando durante años cada vez que se ha sugerido una posible ronda de IndyCar en el circuito de Austin. Varios medios lo han sugerido de nuevo durante este año, pero Motorsport.com asegura que se explora también la posibilidad de correr en un circuito urbano en San Antonio o en Oklahoma City, ambas ciudades del estado de Texas, en el caso de que el óvalo no renovase su contrato.

    Miles supedita cualquier acuerdo con Texas a una negociación abierta y sin condiciones infranqueables por ambas partes: "Hablaremos con Eddie sobre la tasa a pagar. Si dice 'esta es la fecha que vamos a tener, lo tomas o lo dejas', o 'hemos de tener ésta cláusula territorial, lo tomas o lo dejas', entonces será muy difícil alcanzar un acuerdo, pero nuestra perspectiva es mantener Texas en el calendario y no ser inflexible con estas materias".

    En el caso de Belle Isle, se trata de un un trazado semi-urbano sometido durante años a las quejas de organizaciones locales y medioambientales por lo que consideran un uso inadecuado del parque que compone la isla. Por ello, los organizadores hicieron llegar la pasada semana al Departamento de Recursos Naturales de Michigan una propuesta que prolongaría la carrera con un contrato de tres años, más dos opcionales, pasando de pagar 200.000 a 300.000 dólares por el uso de la isla, además de contribuciones anuales a la mejora del parque que rondarían los 200.000 dólares, y una reducción del periodo de ocupación (62 días, frente a los 74 de 2017 y los 95 de 2015).

    En el caso de que este acuerdo no fuese aceptado, la carrera desaparecería del calendario, toda vez que no existe un lugar alternativo en la ciudad de Detroit donde albergarla. "Hemos evaluado el reciento ferial, que no es lo suficientemente grande y necesitaría ser remodelado, en el (antiguo) aeropuerto de la ciudad hay problemas similares... Si no ocurre en Belle Isle, no ocurrirá en nuestra zona", contó Bud Denker, jefe de los promotores, al Detroit Free Press.

    ¿Qué otras opciones quedarían para completar el calendario? En respuesta a la salida de Phoenix, antiguos óvalos de IndyCar como Homestead o Kentucky han salido a la palestra de los rumores, pero las informaciones más sólidas apuntan a Richmond, otro óvalo que acogió carreras de IndyCar en su día. Miles reconoce que "es uno de los circuitos con los que hemos hablado, y podría ser un buen circuito para nosotros, pero no es cierto en absoluto que tengamos un acuerdo. Aún es pronto", al mismo tiempo que asegura que el calendario de 2019 será "mejor que el de 2018", y sin pausa larga entre la primera y la segunda carrera. Como han podido ver, queda mucha tela aún por cortar.

    Fotos: IndyCar Media