¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    5 'innovaciones' que disfrutas en tu gasolina o diésel gracias a los coches eléctricos

    La irrupción del coche eléctrico está suponiendo importantes avances para todos los nuevos modelos.

    La llegada de los coches eléctricos, y su avance, está imponiendo cambios importantes. Y algunos de estos cambios son innovaciones tecnológicas de las que también se benefician modelos con mecánica térmica, tanto gasolina como diésel y, por supuesto, los híbridos.

    El coche eléctrico es una innovación para el sector por sí solo. Pero su llegada ha tenido su efecto también sobre los nuevos modelos con mecánicas térmicas, tanto vehículos gasolina como diésel están beneficiándose de algunos de los saltos tecnológicos que han propiciado los coches eléctricos.

    Y esto es porque algunos fabricantes están optando por plataformas multi-energía; es decir, diseñadas para dar lugar tanto a mecánicas térmicas como a sistemas de impulsión eléctricos en el mismo modelo. La reducción de costes y la simplificación del proceso industrial resultan en esto: innovaciones de coches eléctricos que afectan del mismo modo a modelos térmicos.

    Las mejoras aerodinámicas benefician a eléctricos y térmicos.

    Aerodinámica

    La aerodinámica es un aspecto crítico en coches eléctricos para mejorar la autonomía con un idéntico sistema de alimentación e impulsión, y en modelos térmicos sirve también para reducir consumos y para rebajar las emisiones contaminantes optimizando la eficiencia.

    En este sentido, eléctricos con refrigeración por aire para su motor eléctrico delantero han introducido las parrillas activas, con lamas accionadas por sistemas electrónicos que regulan el flujo de admisión de aire para primar la aerodinámica y eficiencia, o para refrigerar el sistema de impulsión. Estas parrillas activas las heredan algunos modelos térmicos, y efectivamente suponen una mejora aerodinámica.

    La reducción de peso compensa el extra de las baterías, y beneficia a los térmicos.

    Peso

    El mismo objetivo, de mejorar la autonomía, ha llevado a diseñar algunos de estos nuevos modelos multi-energía tratando de buscar un conjunto más ligero. Porque, además, las baterías de iones de litio suelen suponer un sobrepeso considerable con respecto a los sistemas mecánicos.

    Hay modelos en los que se reduce, respecto a generaciones anteriores, el peso del chasis, del capó, del portón del maletero o de otros elementos como los propios asientos. Y esto es, de nuevo, una ventaja heredada para los modelos térmicos que, también con ello, reducen sus consumos y emisiones contaminantes, y mejoran su comportamiento dinámico.

    Cada vez más coches integran una eSIM 4G y ofrecen actualizaciones OTA.

    Software

    La electrónica y la informática tienen protagonismo en el sector desde tiempo antes de que los coches eléctricos empezasen a tener relevancia. Sin embargo, han supuesto un punto de inflexión. Los sistemas de infotainment están avanzando a pasos agigantados, pero sobre todo han llevado a la introducción de conectividad permanente.

    La llegada de la eSIM ha tenido mucho que ver, evidentemente. Pero ahora, muchos nuevos modelos están conectados por 4G de forma permanente y esto, por otro lado, implica que puedan aplicarse actualizaciones OTA a muchos niveles. Desde el sistema multimedia hasta la centralita, aunque el potencial de esta tecnología en eléctricos es muy superior.

    Los eléctricos han forzado a replantear los nuevos modelos a nivel estructural.

    Habitabilidad

    Los coches eléctricos puros suelen llevar las baterías conformando el propio piso del vehículo, entre las ruedas. Esto ha propiciado que las plataformas multi-energía tiendan a ofrecer una mayor distancia entre ejes, y que los voladizos de la carrocería se recorten. Al hacer esto, la habitabilidad mejora.

    Por la ubicación de los motores eléctricos y las baterías, y las dimensiones de estos motores o la simplicidad de las transmisiones en coches eléctricos, son los EV puros los que más mejoran su habitabilidad interior. Sin embargo, este replanteamiento de los vehículos a nivel estructural, que no deja de ser un avance tecnológico, ha beneficiado a los térmicos con una mejor habitabilidad.

    Sistemas más complejos, completos y avanzados.

    Insonorización

    Los coches eléctricos no tienen tantas fricciones mecánicas, y el ruido que produce todo el sistema de alimentación e impulsión está muy por debajo de sus equivalentes térmicos. Esto ha provocado que los sonidos producidos por la resistencia al paso del aire, o a la rodadura, se hagan protagonistas.

    Es por eso que en vehículos desarrollados sobre plataformas multi-energía, normalmente encontramos sistemas de insonorización más elaborados. Especialmente en el techo y la parte baja del vehículo. Otro replanteamiento a nivel estructural del que nos beneficiamos en modelos con mecánicas térmicas.