¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El servicio ioscoot de motosharing estrena app y amplía su flota

    El servicio de motosharing ioscoot amplía su oferta en Madrid y Barcelona con la incorporación de 370 nuevos scooters eléctricos y el estreno de una nueva app para el usuario, un rediseño completo de la que ya contaba este servicio.

    El scooter eléctrico de ioscoot.

    El servicio de motosharing ioscoot estrena importantes novedades. Implantado en las ciudades de Madrid y Barcelona, ahora cuenta con una renovada y amplia flota, gracias a la incorporación de 370 nuevas unidades del scooter eléctrico y a la nueva y mejorada aplicación móvil, rediseñada gracias a las aportaciones de los usuarios que han colaborado con sus sugerencias.

    A la capital llegarán 170 nuevas unidades y a Barcelona otras 200, donde además, el servicio Motit de motosharing pasará a llamarse ioscoot. Esta gran flota, disponible en el área urbana las 24 horas del día, ahora podrá ser controlada de manera más eficaz e intuitiva por parte de los usuarios gracias a la nueva aplicación.

    Esta permite poder reservar una unidad de manera que durante 20 minutos desaparece de la aplicación, por lo que no estará visible para el resto de usuarios, de esta manera, podemos llegar hasta la ubicación donde se encuentre la moto sin el inconveniente de que alguien se nos adelante y se la lleve.

    Nueva flota ampliada.

    Los scooters disponibles emplean una mecánica eléctrica con un rendimiento equiparable a modelos de 49 o 125 c.c., por lo que pueden ser empleadas tanto por usuarios de licencia de ciclomotor como de carnet A1 o B, siempre que estos últimos tengan más de 3 años de antigüedad en el carnet. Estas cuentan con capacidad para dos pasajeros y montan un cofre en la zona trasera donde se guardan los cascos reglamentarios.

    Todos los scooters cuentan con navegación GPS HERE y conexión sin WI-FI. Como podemos ver en la tabla inferior, las tarifas varían según la hora y el día, siendo las noches más caras y las tardes y los fines de semana más baratos.

    El servicio no tiene permanencia y puede ser cancelado sin coste en cualquier momento.