¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Irmscher dota de una agresividad y deportividad extras al nuevo Opel Grandland

    Irmscher dota de una agresividad y deportividad extras al nuevo Opel Grandland
    Irmscher Opel GrandlandIrmscher
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    No cabe duda de que el Opel Grandland ha dado un importante paso adelante entre el modelo original y el reciente restyling al que se ha sometido el SUV de la marca alemana. Un aspecto más moderno el que ha logrado pero que también puede ser más deportivo y agresivo con los nuevos aditamentos especiales de Irmscher.

    La reciente puesta a punto recibida por el Opel Grandland ha cambiado por completo la percepción de este SUV de la marca del rayo. El más grande de la gama no solo ha adoptado el nuevo estilo de diseño que caracteriza a Opel, sino que ha apostado por un toque más moderno y elegante, un estilo más vanguardista que encaja perfectamente en este modelo luciendo la parrilla «Vizor» en primer plano.

    Justo de deportividad, es Irmscher el que pone un extra agresividad al Grandland con una serie de accesorios especialmente diseñados para este modelo y que también transforman la estética general. La amplia gama de accesorios alcanza al exterior, interior y chasis poniendo también un granito de arena en la dinámica de conducción y no solo en el ámbito de la imagen. De hecho, una importante mejora son los nuevos muelles que rebajan la altura de la carrocería al suelo en nada menos que 30 milímetros.

    Foto Irmscher Opel Grandland - exterior
    Esta vista tres cuartos trasera del Irmscher Opel Grandland muestra la imagen con las llantas de 20 pulgadas

    Irmscher Opel Grandland, así es la opción más deportiva

    La imagen lateral del modelo más grande Opel mejora con las nuevas llantas de aleación de 20 pulgadas, en diseño de cinco radios que giran como la hélice un helicóptero. Por supuesto, se ofrecen con diferentes terminaciones con los radios pulidos, pintados en negro y con el cubo central pintado en diferentes colores. El especialista en tuning sobre los modelos de la marca alemana también ha presentado una serie de piezas que cambian la imagen delantera, como una parrilla «Vizor» perforada con los marcos negros y el sello de la marca.

    Incluso, los nuevos grupos ópticos delanteros cambian por completo la imagen, al igual que el paragolpes trasero más deportivo o los escapes traseros ovalados en acero inoxidable negro o pulido. Para los más atrevidos, también se ofrecen unos adhesivos decorativos para los umbrales de los paneles de las puertas traseras con el sello del preparador alemán.

    Irmscher también ofrece un importante paquete de mejoras para el interior, en forma de alfombrillas y umbrales de acero inoxidable para las puertas delanteras y traseras, si bien también se adapta a los gustos de los propietarios con una tapicería de cuero completa, tanto para los asientos como para el salpicadero. Los especialistas de Irmscher-Manufaktur no solo trabajan para la firma alemana, sino también para los clientes directamente, los cuales pueden elegir colores, textura y diseño de la piel para configurar el acabado al gusto de los propietarios del Grandland.