¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Irmscher recupera la Serie Blanca de 1970, un plus de deportividad en Opel

    La serie Blanca de Irmscher llega a los Opel Corsa, Mokka y ZafiraIrmscher

    Los modelos de Opel ya tienen nuevo paquete de personalización deportiva. El especialista alemán en los modelos de la marca del rayo presenta su nueva «Serie Blanca». Los de Irmscher han recuperado una gama muy especial que nació a finales de los años 70, y u que nuevamente han plasmado en los Corsa, Mokka y Zafira Life.

    Irmscher es el especialista en sacar el lado más deportivo de los modelos de Opel. El preparador ofrece paquetes especiales que los comercializa la propia marca del rayo aportando una mayor deportividad y complementando el elegante diseño de los modelos de la firma. Los de Remshalden han recuperado una oferta que destacó especialmente a finales de los 70 en modelos tan destacados como los Opel Kadett C, Manta B, Ascona B y Rekord.

    La llamada «Serie Blanca» transformó al compacto, el deportivo y las berlinas con un aspecto más llamativo y un espíritu más centrado en las prestaciones, por lo que ha decidido potenciar tres modelos actuales clave con una edición especial de los Corsa, Mokka y Zafira. El especialista en tuning viste la carrocería de los tres modelos con una pintura de color blanco brillante, y a la que suma elementos específicos, decorativos pero funcionalmente aerodinámicos como un spoiler delantero, faldones laterales, faldones traseros y un nuevo spoiler de techo.

    Foto Irmscher Opel Corsa, Mokka y Zafira Serie Blanca
    El aspecto más deportivo de la Serie Blanca de Irmscher en los Opel Mokka, Corsa y Zafira

    La serie Blanca de Irmscher también disponible en los Opel eléctricos

    Unas piezas que llevan aparejado un inserto en rojo que aporta un contraste más racing. Además, en el monovolumen se completa con unas franjas decorativas de color negro que se extienden por el capó. En el SUV y el utilitario, es compatible con un acabado bitono del cuerpo, con techo y montantes del parabrisas en negro brillante, y en el Mokka también suma el panel del capó.

    El socio de Opel también ofrece modificaciones para el chasis, con nuevos muelles que rebajan la altura de la carrocería y la acercan 30 milímetros más al asfalto. Una estética que se completa con las nuevas llantas de aleación de 19 y 20 pulgadas, las de mayor diámetro solo para el monovolumen. Todas se presentan pintadas en negro y con el tapón central en rojo.

    Irmscher también se ha preocupado de las prestaciones, con un aumento de potencia en los tres modelos. El Corsa y el Mokka, equipados con el motor de gasolina de 1.2 litros turbo y 130 CV, puede rendir una potencia máxima de 150 CV, mientras que el Zafira diésel de 177 CV pasa a ofrecer una potencia máxima de 200 CV. Las novedades estéticas también se encuentran a disposición de los clientes que se decanten por los modelos eléctricos.

    Foto Irmscher Opel Corsa, Mokka y Zafira Serie Blanca
    Vista trasera de los Irmscher Opel Corsa, Mokka y Zafira Serie Blanca